24 febrero 2021
  • Hola

La residencia salmantina donde los trabajadores se han confinado en el centro

La residencia de mayores “San José” de Ciudad Rodrigo se mantiene libre del coronavirus encerrándose parte de los trabajadores en el centro y “extremando las medidas pero manteniendo las visitas”

En el mismo corazón histórico y monumental de Ciudad Rodrigo, que vive estos días un alarmante crecimiento en los contagios del coronavirus, sobrevive un oasis confinado en la pandemia, la residencia de personas mayores “San José”, de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que está siendo capaz de mantener a raya a la COVID-19.

“Está suponiendo un esfuerzo muy grande todo el personal, demostrando todos mucha responsabilidad”, destacó ayer sor Cristina, la hermana directora de la residencia mirobrigense, en la que además de todas las medidas sanitarias exigidas, un grupo de trabajadores han optado por autoconfinarse en el centro para evitar llevar el coronavirus a los residentes.

“Ha sido una decisión totalmente suya, teniendo en cuenta las situaciones familiares y personales de cada uno de los trabajadores, ya que no todos ellos han podido hacer este sobreesfuerzo”, señaló sor Cristina.

La decisión de quedarse “a vivir” en la residencia, tomada por ocho de los trabajadores, surgió como consecuencia de un positivo en el marido de una compañera, “momento en el que se habilitó una zona de la residencia para que se pudieran quedar y no tener que salir”, dijo la directora y enfermera.

De esta forma, “aunque no son todos los trabajadores, si se reducen las posibilidades de que el coronavirus pueda entrar en la residencia”, señaló sor Cristina, “sobre todo durante el tiempo que transcurre entre la primera dosis de la vacuna y la segunda, que está previsto que la administren a residentes y trabajadores el próximo viernes, día 29”.

Unas medidas sanitarias que están consiguiendo que no se registre ni un solo caso de coronavirus en la residencia mirobrigense, en la que y aunque pueda parecer extraño, “no se han suprimido las visitas, ya que están permitidas por la Junta, pero sí que en este aspecto también se han extremado las precauciones”, explica la directora que señala que “son muy seguras, ya que se hacen con cristales entre los residentes y sus visitas, pidiendo que se reduzcan al máximo el intercambio de objetos y cuando lo hay, nosotras los recogemos y los desinfectamos antes de entregarlos”.

Unas visitas que sor Cristina, que está al frente de la residencia y de las nueve hermanas que componen la congregación de “San José”, considera “son vitales tanto para los residentes como para sus familiares que necesitan saber que están bien y compartir estos momentos entre ellos, más en esta situación de incertidumbres y de miedo”.

Como parte de las medidas de protección frente a posibles contagios, la residencia “San José”, se somete en su totalidad a un test de antígenos semanal para poder detectar a tiempo cualquier positivo y proceder al aislamiento, “algo de lo que estamos muy agradecidas a la Gerencia provincial”, afirmó sor Cristina.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png