29 octubre 2020
  • Hola

La residencia de Peñaranda que tuvo 80 contagios y 11 fallecidos ya es “centro limpio” de COVID-19

Las familias y los residentes han pasado un mes muy duro de restricciones

La residencia de mayores San Pedro Advíncula, de Peñaranda, da por superado el brote de COVID-19 surgido hace justo un mes con casi 80 positivos por PCR entre residentes y trabajadores y afronta una ansiada vuelta a la normalidad.

Fuentes del propio centro asistencial emitieron ayer un comunicado en el que explicaron que “tras los últimos resultados recibidos de las pruebas serológicas, las autoridades sanitarias han declarado a nuestro centro limpio de COVID-19. A partir de ahora volveremos a la normalidad, que todos los que formamos esta comunidad, estamos deseando. Queremos tener un especial recuerdo a aquellos residentes que no pudieron superar la enfermedad y mandar todo nuestro cariño a sus familiares. Durante los duros momentos pasados hemos recibido múltiples muestras de apoyo y cariño y queremos agradecer todas ellas. La superación de esta situación ha sido un trabajo en equipo y no podemos bajar la guardia ante este enemigo que nos acecha”, manifestaron.

Desde el centro de salud de Peñaranda, donde se ha seguido día a día la evolución del brote en la residencia, confirmaron también que los mayores afectados han ido negativizando el virus y produciendo ya anticuerpos a lo largo de los últimos días, según se ha ido comprobando en las pruebas serológicas que se les han realizado.

En el caso de los trabajadores que también dieron positivo por PCR y han tenido que guardar la obligada cuarentena en sus domicilios, estas mismas fuentes sanitarias han explicado que se han ido recuperando sin mayores problemas y han ido recibiendo el alta para reincorporarse a sus puestos de trabajo.

Las familias también recibieron las buenas noticias con un esperanzador alivio tras semanas muy duras en las que han seguido el estado de sus allegados a través de llamadas telefónicas y algunos acudían incluso a diario a los alrededores de la residencia para poder verles a través de las ventanas. Cabe recordar, además, que casi un mes antes de que surgiera el brote, precisamente como medida preventiva, la residencia restringió las visitas. Durante la primera ola del COVID la pasada primavera, la residencia San Pedro se mantuvo, además, limpia del coronavirus.

El brote COVID-19 ha dejado once fallecidos en la residencia, en su mayoría de avanzada edad y con patologías previas que no han podido superar los efectos del virus. El resto de positivos en PCR han sido asintomáticos o con sintomatología muy leve.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png