25 mayo 2022
  • Hola

La plácida vida de una familia en Saelices El Chico: “Buscábamos vivir con las puertas abiertas”

Eduardo Dávila siguió a sus primos hasta la localidad en compañía de su mujer Belén, y sus dos hijas pequeñas

25 ene 2022 / 22:36 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Después de tres años viviendo plácidamente en Pastores, Eduardo Dávila Ferreira y su familia, dieron el paso de mudarse a Saelices el Chico, animados por la primera de las familias con parentesco con ellos que decidió instalarse allí. “A raíz de ir nosotros también vinieron otros amigos; y ahora también mis cuñados”, cuenta este veterinario, que trabaja en Ciudad Rodrigo.

“Todos queríamos vivir en pueblos, y aquí hay bar, gente joven... aunque si la primera familia se hubiera ido a otro pueblo, seguramente les habríamos seguido”, comenta. Junto a su mujer, Belén, que trabaja en Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo, y sus dos hijas de cuatro y dos años, Candela y Olivia, inició una nueva vida. “Compramos porque no había opciones de alquiler, aunque nos va más”. Ahora cuentan con un terreno y un pajar que han transformado en vivienda.

“Queríamos que nuestras hijas se criaran en este ambiente, en un entorno rural que nos encanta, que tuvieran sus gallinas, perros, ovejas... Nos encanta el campo”, señala risueño. La más mayor coge el autobús cada día para ir al colegio a Miróbriga, mientras la pequeña aún está en la guardería.

“El vivir con las puertas abiertas, la tranquilidad... buscábamos esto y lo hemos conseguido”, dice Eduardo con satisfacción. “Mucha gente busca una casa rural para ir con amigos o familia a pasar unos días; nosotros vivimos en una casa rural todo el año”, apunta. “Si la gente busca esto, por algo será”.

Reconoce, no obstante, que no es para todo el mundo, pero que así como algunos no soportarían vivir en un pueblo, él no soporta vivir en la ciudad. “No es para todos, pero a mí me va esto”. Buscaban, además, algo cercano a Ciudad Rodrigo, y lo encontraron en esta localidad, abandonando así su vivienda de alquiler en Pastores.

Esta familia amante del medio rural ya lleva tres años instalada en la localidad de Saelices el Chico, por influencia de sus primos, quienes lograron, sin apenas pestañear, atraer a ocho personas más consigo, logrando hasta quince nuevos habitantes: tres parejas y cinco niños más que forman parte del pueblo y mantienen una frescura vital para la supervivencia del medio.

Desde entonces todos ellos disfrutan de ese “tener las puertas abiertas” del que habla Eduardo, de sus animales y de la naturaleza alejada del frenesí propio de la ciudad.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png