22 septiembre 2019
  • Hola

La piscina climatizada de Villares, cerrada y sin fecha de apertura prevista

La instalación debe pasar por una profunda obra de remodelación

12 sep 2019 / 19:46 H.

La piscina climatizada de Villares de la Reina, cerrada desde finales de mayo, no tiene fecha prevista de apertura para el curso que ahora comienza. El recinto debe pasar por una profunda obra de remodelación en su estructura para la que el Consistorio ha encargado un proyecto que todavía está, “en fase de elaboración”, tal como indicaron los representantes del equipo de Gobierno que preside Cs. Filtraciones de agua de los vasos de baño, falta de estanqueidad de la zona de playa que rodea las piscinas, y problemas con las columnas de hierro que sujetan parte del voladizo de las gradas, son algunas de las reparaciones que deberán realizarse antes de abrir de nuevo al público. Según indicó el alcalde, José Buenaventura Recio: “cuando llegamos nos dijeron que había que hacer una pequeña obra. Hemos contratado a un ingeniero que nos ha entregado un estudio que refleja una situación grave de las instalaciones que afecta a la seguridad”.

Desde el PP su portavoz, Miguel Ángel Pérez, señaló que el pasado mes de febrero, durante el mandato de su grupo, se realizó una modificación presupuestaria de 400.000 euros que estaban reservados “para estas obras y también las que necesita la piscina de verano que ya tiene más de 20 años”.

Según Miguel ángel Pérez, el actual equipo de Gobierno: “tiene el dinero, pero no ha ‘movido ficha’ en tres meses, ni para hacer el proyecto, ni para contratar la obra, ni para licitar la piscina con una empresa que la gestione, y así agilizar que se ponga en marcha en cuanto acabe la obra”. Además, recordó que el actual equipo de Gobierno votó en febrero: “en contra de esta modificación presupuestaria para las obras”.

Desde la última empresa concesionaria de las piscinas han señalado que: “los daños estructurales del recinto vienen de largo, son filtraciones y defectos en los pilares de la estructura. El propietario es el Ayuntamiento y este tipo de reparaciones debe hacerlas el dueño del edificio, porque no se trata de un problema del mantenimiento diario”. La empresa y el Consistorio alcanzaron hace unos meses un acuerdo para cerrar su etapa de colaboración “porque la concesión era deficitaria e insostenible”, señalaron desde la empresa. La piscina climatizada, además de ofrecer cursos de iniciación a la natación, también ofrecía servicio de gimnasio y talleres deportivos.