26 enero 2021
  • Hola

La ‘moda’ de tener una casa en el pueblo por la pandemia hace aumentar las ventas

Las sierras de Béjar y Francia lideran el aumento con una subida de las transacciones del 25,5% sobre 2019

La crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus ha provocado ciertos cambios en los hábitos de muchas personas que viven en las ciudades y que han optado por trasladarse al medio rural comprando su propia vivienda. En términos generales, se ha incrementado la venta de casas en la provincia, aunque no de forma generalizada ya que son las sierras de Béjar y Francia donde se lidera ese incremento en las transacciones inmobiliarias.

Según los datos que aporta el Registro de la Propiedad de Béjar, que abarca 66 localidades hasta la zona de La Alberca, en la comarca se ha registrado un incremento de un 25,5% de las transacciones respecto a 2019. “No es que haya sido un boom espectacular pero el año pasado, en doce meses, se liquidaron 798 transacciones del impuesto de transmisiones, mientras que en 2020 van 714 y no se pueden contabilizar los meses de marzo, abril y mayo, además de diciembre”. Es decir, el año pasado se liquidaron unas 66,5 transacciones de media al mes por 89,25 en este año 2020. No todas las compraventas de casa pasan por el Registro de la propiedad dado que para poder hacerlo, el vendedor tiene que contar con escritura previa y hay numerosos casos, sobre todo en los pueblos de la sierra, donde se carece de esos títulos. Pese a ello, las compras que se han registrado también se han incrementado este año: en 2019, se registraron 649 propiedades en doce meses, mientras que en 2020 se han registrado 415 en ocho (no se cuentan marzo, abril, mayo y diciembre). Estos datos se dan, fundamentalmente en el medio rural de la comarca y no tanto en zonas urbanas como puede ser Béjar. Allí sí se ha notado cierto movimiento con la gestión de nuevas hipotecas.

También en la zona de Alba de Tormes, Guijuelo y Alto Tormes se ha notado cierta tendencia al incremento en el número de transacciones. “También han aumentado las herencias y puede que una cuestión lleve a la otra”, señalan. En lo que también coinciden con Béjar es que mucha gente puede haber aprovechado el momento porque los precios están bajos y eso ha permitido que muchas personas se hayan decidido a comprar: “los precios estaban bastante bien y era el momento de lanzarse”.

En otras comarcas la tendencia no ha sido la misma y el nivel de compra-venta de inmuebles se mantiene en cifras habituales. Así lo indican en Ciudad Rodrigo, Peñaranda o Ledesma. En Vitigudino apuntan que puede haber subido algo, pero nada que haga pensar en un incremento más visible, como ha sucedido en las sierras del sur de la provincia.

La mayor parte de las transacciones se han realizado tras el primer estado de alarma, aunque hay localidades donde la tendencia a la compra de viviendas ya se notaba antes incluso del inicio de la pandemia. La alberca o Linares de Riofrío son dos ejemplos. En el primero de los casos, en los dos primeros semestres de 2020 se han registrado siete compras de viviendas por seis de todo el 2019, según recoge el Boletín Estadístico del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En Linares, en sólo seis meses de 2020 se han vendido cuatro inmuebles por seis que se registraron el año pasado.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png