07 julio 2020
  • Hola

La maleza se ‘come’ a los pueblos salmantinos y desborda todas las previsiones

Ayuntamientos y mancomunidades se apresuran a desbrozar zonas verdes, rutas y senderos | Pretenden evitar el riesgo de incendios o la aparición de culebras, víboras y garrapatas

02 jun 2020 / 12:51 H.

La lluvia de esta primavera y el calor han hecho crecer de tal manera la maleza en parques, jardines, entornos urbanos y rutas senderistas hasta el punto de llegar a desbordar el trabajo de los ayuntamientos, que se han visto en la necesidad de contratar más personal o de apoyarse en servicios externos para limpiar sus entornos.

Y es que el crecimiento de la maleza puede conllevar problemas añadidos, como la aparición de garrapatas o de víboras y culebras. Además, una vez seco, puede suponer más combustible ante posibles incendios.

Los ayuntamientos instan también a los dueños de fincas a tomar medidas y pueden sancionar si no se cumplen

El estado de alarma por la pandemia del coronavirus no ha ayudado tampoco a solucionar el problema y lo ha ralentizado más. La paralización de los sectores no imprescindibles durante dos semanas detuvo también los procesos administrativos y, por tanto, hizo perder mucho tiempo. En Béjar, por ejemplo, el PP considera que los trabajadores forestales y jardineros del Ayuntamiento deberían de haber comenzado antes. La alcaldesa, Elena Martín, señaló que “al poco de comenzar a trabajar en las obras, ya empezaron a acondicionar el parque”.

El problema no alcanza sólo a los terrenos públicos. Las fincas privadas en torno a los cascos urbanos están llenas también de maleza y los ayuntamientos, mientras realizan los procesos de contratación del personal propio, comienzan a dictar bandos o desarrollar normativa en este sentido. Escurial de la Sierra, Cepeda, Puente del Congosto, Sequeros o Candelario son sólo algunas de esas localidades que instan a los propietarios a tomar las medidas pertinentes. En algunos de ellos, la existencia de ordenanzas previas les permite incluso la posibilidad de interponer sanciones económicas en caso de incumplimiento. Es más, recuerdan, como en el caso de Puente del Congosto que, en caso de incendio en una finca privada por culpa de su abandono, la responsabilidad recaerá sobre el propietario.

Escurial de la Sierra

Escurial de la Sierra es una de las localidades que ha dictado un bando, como hace todos los años, recordando la necesidad de limpiar las fincas particulares. Cuenta con una ordenanza que le permite regularlo y sancionar el incumplimiento con multas de 151 a 300 euros. Eso sí, el estado de alarma trastoca los planes y muchos propietarios no pueden acercarse aún al pueblo.

Cepeda

También Cepeda dictó un bando instando a los dueños de solares urbanos y de fincas rústicas junto al casco urbano a tomar medidas similares con el fin de evitar incendios y mantenerlas en condiciones de salubridad y ornato público.

Candelario

El Ayuntamiento lanzó el pasado miércoles un bando rogando “encarecidamente” a los propietarios la limpieza de las fincas ante el “estado de descuido y falta de limpieza vegetal” de algunas de ellas.

Junta, Diputación y mancomunidades se suman a las tareas de limpieza

La Junta y la Diputación han comenzado también en las últimas semanas las labores de limpieza y desbroce de las carreteras de su titularidad con el objetivo de mejorar la visibilidad y, sobre todo, reducir el material forestal en las cunetas que pueda suponer un riesgo para los incendios.

Las cuadrillas de mantenimiento de carreteras se han centrado en estas labores ya desde el mes de abril, una vez que se levantó el cierre absoluto a la actividad laboral no esencial con la idea de avanzar trabajo. Y es que el uso de maquinaria que pueda provocar chispas se limita durante el verano con lo que de abril a junio suelen ser las mejores fechas para llevarlo a cabo. Este año, dada la alta pluviosidad y el calor posterior, se ha producido un exceso de hierba y de maleza, de modo que se hacen más necesarias esas labores.

Trabajos de desbroce junto a la antigua estación de tren de Béjar. | TEL
Trabajos de desbroce junto a la antigua estación de tren de Béjar. | TEL

Hay otras entidades que trabajan también en la mejora de la seguridad de sus entornos y un ejemplo de ello es la Mancomunidad de Entresierras. Esta entidad mantendrá hasta el mes de julio los trabajos de desbroce en los 16 municipios que la integran gracias al servicio puesto en marcha en 2016. La llegada del verano impedirá el trabajo con maquinaria en entornos forestales, de modo que el servicio se reanudará a partir del mes de octubre.

Según explicó ayer el presidente de la Mancomunidad, Manuel Sánchez, se suele hacer un cuadrante trimestral organizando los turnos por municipio en función de la población. Sin embargo, con la crisis del coronavirus, el servicio ha estado parado y cuando se ha reactiviado, las acciones se han centrado en labores de desinfección. Acabado el proceso de limpieza, se han retomado las labores de desbroce, que se prolongarán todo el mes de junio con turnos de dos días por municipio. Los municipios han hecho uso de este servicio para limpiar los accesos, caminos amplios y similares, mientras que los operarios propios se centran en espacios donde la máquina desbrozadora no tiene acceso.