26 septiembre 2020
  • Hola

La localidad salmantina que mantiene congelados los impuestos en 2021

“Cumplimos el compromiso adquirido con los mirobrigenses de no subir la fiscalidad”, afirma el alcalde, Marcos Iglesias

17 sep 2020 / 12:18 H.

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo no subirá los impuestos el próximo año, siguiendo la línea iniciada el pasado ejercicio, tal y como anunciaron ayer el alcalde mirobrigense, Marcos Iglesias, y la concejal de Hacienda, Laura Vicente, “cumpliendo el compromiso adquirido con los mirobrigenses de no subir la fiscalidad”, señaló el alcalde.

Esta congelación de la fiscalidad para el año 2021 está recogida en la propuesta de ordenanzas fiscales que el equipo de Gobierno llevará hoy a la Comisión municipal de Hacienda, para su dictamen, y el próximo viernes al pleno que celebre la Corporación municipal para su aprobación.

“Esta propuesta supone la aplicación de una minoración en el gravamen del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, que pasa del 0,57 al 0,56, lo que en la práctica supone que el recibo no se incrementa para los mirobrigenses a pesar de la aplicación del 10% de incremento anual provocado por la revisión catastral realizada en la anterior legislatura, en 2018”, aseguró Marcos Iglesias, señalando que “no son las circunstancias actuales las apropiadas para cargar más peso en las familias”.

De esta forma, al igual que no se incrementan los importes del IBI, la recaudación del Ayuntamiento tampoco aumentará en 2021, “dentro de un escenario presupuestario incierto para el Consistorio porque no sabemos cómo va a ser la recaudación general del próximo ejercicio debido a la crisis provocada por la COVID-19 y la consiguiente reducción de la actividad económica”, afirmó Marcos Iglesias.

Otra de las importantes novedades que se recogen en la propuesta de ordenanzas fiscales realizada por el equipo de Gobierno del Partido Popular es la de “una bonificación a mayores en las matrículas de la Escuela municipal Infantil ‘José Manuel Hidalgo, cuando la ocupación no supere los 60 niños”, anunció el alcalde, “con el objetivo de estimular la matriculación”.

Esta modificación, recogida en una disposición transitoria válida para el curso 20/21, se concreta en un incremento del 5% en todas las franjas de bonificación en los meses en los que no haya una matrícula mínima de 60 niños, así como la reducción de la bonificación del 50% al 30% para poderse acoger a la bonificación del comedor.