16 agosto 2022
  • Hola

La localidad salmantina con un topónimo visigótico desde su origen

Aunque algunas leyendas vinculan el origen de Babilafuente con el rey de Asturias Don Favila y las fuentes de la localidad, los historiadores se decantan más por verlo como un topónimo visigótico

18 mar 2022 / 11:14 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La vasta y variada toponimia que da origen a los nombres de las localidades y comarcas salmantinas, en muchos casos de singular y curiosa factura, ha llevado en muchos casos a hacer volar la imaginación y construir entorno a estos topónimos auténticas leyendas capaces de competir, al menos entre el acervo popular, con los estudios de los historiadores y filólogos. Es el caso concreto del topónimo Babilafuente, que, pese a estar bien documentado, aún son muchos los que, tal vez arrastrados por un cierto valor sentimental, se aferran a la leyenda de identificar este término con una primitiva denominación de “Fuente de Favila”, donde se relaciona a Don Favila, segundo Rey de Asturias, “el de la triste muerte a manos del oso”, comenta el filólogo Antonio Llorente Maldonado, con las fuentes de agua saludable y medicinal con las que cuenta la localidad. Incluso hay quienes van aún más allá y vinculan Babilafuente con una posible derivación de “Vaguada de la Fuente”. Una teoría que tampoco parece tener mucha consistencia.

Y es que los estudios filológicos realizados por profesionales de la Universidad de Salamanca, entre ellos el titulado “Toponimia salmantina”, de Antonio Llorente Maldonado, afirman ver en Babilafuente “un topónico híbrido germánico-romance: fuente es el elemento románico, y Bábila, el elemento germánico, que es resultado de la evolución fonética del nombre propio visigótico Faffila, que aparece en bastantes topónimos del noroeste de España y que fue un nombre familiar en la dinastía asturiana, aunque los textos históricos modernos lo presentan deformado en Favila”, subraya el profesor salmantino.

Dicha controversia —si así se la puede llamar—, nace por el hecho de que la primera referencia escrita no aparece hasta 1215, en un documento en el que figura como Vaguilafointe. En otros referentes de la misma época se presenta dicho nombre con algunas variantes: en 1216 figura como Baguilafuont, mientras que otros de 1224 y 1229 aparece como Baguila Fonte. En otro de 1281 se habla de Baguila Fuente. Y no será hasta finales del siglo XV (concretamente en los años 1494 y 1496) cuando figure ya como Babilafuente.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png