Borrar
La imagen de Santa Teresa en su urna de cristal
La imagen de Santa Teresa, atractivo del Año Jubilar en Alba de Tormes

La imagen de Santa Teresa, atractivo del Año Jubilar en Alba de Tormes

La talla se mantendrá por primera vez en la historia a la vista del público en la Anunciación hasta el 22 de octubre

Martes, 31 de enero 2023, 14:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Año Jubilar Teresiano suma en Alba un nuevo atractivo para que los visitantes y devotos acudan a ganar la indulgencia plenaria en la villa ducal.

Se trata de una oportunidad también singular con respecto a las otras nueve sedes que hay repartidas por la provincia en las que también se conmemora el Año Jubilar y es que, hasta el próximo día 22 de octubre, la centenaria imagen de Santa Teresa de Jesús permanecerá expuesta al público en la cabecera del templo de la Anunciación de las Madres Carmelitas.

Esta es una ocasión única, puesto que la imagen, que está a punto de cumplir sus primeros doscientos años, permanece custodiada y resguardada por las Madres Carmelitas en el interior del convento y solo se puede contemplar en contadas ocasiones, coincidiendo con las celebraciones festivas en Alba en honor a la Transverberación, a finales del mes de agosto entre los días 25 y 27, y en las fiestas de La Octava del 15 al 22 de octubre.

Las intensas celebraciones que se están llevando a cabo desde el pasado año han permitido, de manera excepcional, que la imagen pueda disfrutarse de manera continuada por primera vez en la historia a lo largo de muchos días.

Así, la talla, que data de 1840, se instaló a finales de marzo de 2022 protegida por una vitrina de cristal hecha a medida para ella en el crucero de la nave de la iglesia de la Anunciación, un lugar en el que permanecerá hasta el 22 de agosto de este año, completando así un ciclo inédito de 573 días expuesta al público. Ha sido uno de los grandes atractivos de la magna muestra artística “Teresa de Jesús: Mujer, Santa, Doctora” y el Carmelo ha decidido mantenerla en su actual ubicación unos meses más.

La presencia de la imagen, que fue una donación del patrono de la comunidad religiosa, Juan Nepomuceno, es una impresionante talla que mide 1,63 metros y está realizada en madera policromada. Siempre aparece con el hábito carmelita de terciopelo, capa de tisú, ambos bordados en oro, al que se sobreponen –además del libro, la pluma y la paloma del Espíritu Santo- la muceta y el bonete o birrete doctorales.

Imágenes parecidas y con la misma apariencia externa hallamos en los Carmelos cercanos de Salamanca, Peñaranda, Ledesma y Medina del Campo, aunque, en concreto, esta imagen es la que concita desde hace dos siglos la devoción teresiana de Alba y su comarca, ha ido mejorando sucesivamente su ajuar y vestidos.

En 1857 estrenó la paloma del Espíritu Santo en plata, regalada por Salvador Ramos; en 1858 se le regaló un birrete con borla de hilo de plata azul; en 1860 el libro de plata hecho en Salamanca; en 1876 estrena el birrete, regalado por Santa Cándida María Jesús, fundadora de las Jesuitinas; en 1914 aparece con las nuevas andas procesionales en plata Meneses y en 1916 estrenó el nuevo hábito y capa, bordados en los talleres valencianos de Justo Burillo y Cia., según dibujos del P. Salvador de la Madre de Dios .

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios