31 enero 2023
  • Hola

La iglesia bejarana que agoniza

Siete años después de su cierre al culto, el templo de Monte Mario muestra serios problemas en la cubierta, que se ha hundido por las fuertes lluvias | Desde 2016, espera una intervención urgente que no llega

Béjar /
24 ene 2023 / 12:24 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La falta de uso y la ausencia de un plan de conservación han provocado ya los primeros daños serios en la iglesia del Pilar y San José en Béjar, conocida popularmente como Monte Mario.

Cerrada al culto desde el año 2016, ese templo lleva siete años esperando una intervención seria que frene su mal estado pero el paso del tiempo y las inclemencias del tiempo se han ocupado de acelerar ese deterioro. A mayores de otros daños en el exterior, el mayor problema se centra ahora en la cubierta de ese templo. Las fuertes lluvias de las últimas semanas y la ausencia de mantenimiento han provocado que una parte de la cubierta se haya desplomado hacia el interior en la fachada norte.

La iglesia bejarana que agoniza

Fueron los bomberos de Béjar los que se percataron de la situación y retiraron parte de las tejas de pizarra para evitar su caída a la vía pública para después evaluar los daños en el tejado del templo.

Conocida la situación de esa iglesia, LA GACETA ha establecido contacto con la Diócesis de Plasencia para saber qué planes tiene para ese templo como titular del edificio. Fuentes del Obispado han asegurado tener constancia de los daños y que “en los próximos días, se procederá a una nueva revisión de los mismos” con el objetivo de “estudiar la forma de proceder a la reforma”.

Esa es la idea del párroco de ese templo, Bernabé Marcos, ya que está adscrita al centro parroquial de San Miguel. El sacerdote y arcipreste de Béjar aseguró a este periódico que la parroquia carece de fondos económicos para afrontar la intervención e hizo un llamamiento a las administraciones para frenar el mal estado de la iglesia.

La iglesia bejarana que agoniza

Por su parte, la familia Muñoz ha mostrado su desagrado por el evidente mal estado de la iglesia, edificada por el abuelo Emilio Muñoz en memoria de su hijo, Mario Emilio, fallecido en la Guerra Civil en 1938, y dejó patente su pena por la falta de cuidado de un templo donado a la ciudad de Béjar. Además, recordó que “la Diócesis es la titular de la iglesia” pero “pertenece a todos los bejaranos, que estamos obligados a cuidarla” y pidió a las administraciones religiosas y civiles que sean “más diligentes y más rápidas” en la conservación del templo.

La construcción comenzó en 1963 gracias a la iniciativa de Emilio Muñoz, un empresario bejarano dedicado a la fabricación de artículos de metal troquelados. Falleció nueve años antes de que concluyeran las obras de ese templo, inspirado en la iglesia de San Zennon en Verona. El templo fue inaugurado el 27 de septiembre de 1975 en un multitudinario acto con cientos de bejaranos. Se trata de una iglesia muy querida en la ciudad pero que agoniza después de años sin uso alguno.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png