28 junio 2022
  • Hola

La historia del pueblo salmantino con nombre de árbol

Se cree que el topónimo de Abusejo proviene de husejo, diminutivo de huso que significa palo largo y delgado; por tanto, Abusejo es un palito largo y delgado, tal y como se conocía al roble nuevo

18 may 2022 / 16:06 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Cuenta la leyenda que Don Rodrigo, el último rey godo, hizo parada en tierras charras en su huida de Toledo y camino hacia el norte de España. Uno de los lugares elegidos para el descanso de sus maltrechas tropas fue la localidad de Abusejo, en el corazón del Campo Charro, en la comarca de Ciudad Rodrigo. Y que para aligerar peso dejaron tras de sí, enterrado, parte de su tesoro. Hasta aquí la leyenda. La historia recuerda que en el siglo VIII esta localidad ni siquiera existía y que no será hasta el siglo XII cuando nazca como asentamiento debido a la repoblación acometida por los reyes de León, especialmente por Fernando II, que incorpora esta localidad, que en ese momento recibe el nombre de Agusejo, a la Diócesis de Ciudad Rodrigo. Un documento de este periodo, fechado el 14 de enero de 1174, así lo refrenda, pues recoge la primera referencia a esta localidad, Aguseio, del que derivaría su nombre actual.

Pero, ¿de dónde viene el nombre de Abusejo? Ni los propios lugareños se ponen de acuerdo. José Antonio Miguel Laso, alcalde de la localidad, así lo reconoce y se remite a las versiones ofrecidas por historiadores y filólogos. Y es que según dichas argumentaciones todo hace indicar —porque no hay una versión concreta— que el nombre de Abusejo proviene de la unión de “ab”, preposición latina que significa “de”, y husejo, diminutivo de huso, que significa palo largo y delgado. Por tanto, Abusejo se traduce como palito largo y delgado, una definición con la que se hacía referencia al roble nuevo, árbol muy presente hace años en este municipio, pero que, como reconoce su alcalde, ha ido desapareciendo con el tiempo. “Tal vez podría ser este el origen del nombre del pueblo, pero no lo sé realmente”, subraya Manuel Laso, para quien el nombre se ha convertido en “muy familiar” en la zona y “para nada levanta comentarios jocosos entre los pueblos próximos”, apostilla.

Monumento en piedra que la localidad de Abusejo le ha dedicado a una de sus leyendas más célebres, La Migá.
Monumento en piedra que la localidad de Abusejo le ha dedicado a una de sus leyendas más célebres, La Migá.

Algo que choca con otra de las leyendas que han dado “renombre” a esta localidad, así como a una tradición gastronómica, la migá. Y es que dice la leyenda que un día aparecieron unas cabras en la zona y todo el pueblo migó el pan para hacer sopas con la leche. Resulta que todas las cabras eran machos y el pueblo se quedó sin leche, sin pan y sin migá. Un monumento conmemora esta fábula.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png