06 diciembre 2019
  • Hola

La construcción del tercer carril en la carretera a Alba no se iniciará en 2020

Los técnicos están supervisando el estudio previo que encargó la Junta y no da tiempo a terminar la tramitación para poderlo incluir en los presupuestos del próximo año

30 oct 2019 / 07:59 H.

El proyecto para que la carretera entre Salamanca y Alba de Tormes, la CL-510, tenga un tercer carril tendrá que esperar para ser una realidad. La Consejería de Fomento confirma que la tramitación previa para sacar adelante la obra todavía no ha terminado, por lo que no va a ser posible incluirlo en los presupuestos de 2020. La iniciativa de la Junta pretende la construcción de un nuevo carril, que se añadiría a los dos existentes en la actualidad, uno por cada sentido, con el objetivo de facilitar los adelantamientos y así reducir el riesgo de accidentes de tráfico.

Fomento encargó a principios de año un estudio previo sobre las posibles soluciones para que la carretera secundaria de la provincia con más tránsito de vehículos dispusiera de un tercer carril. El informe ya ha sido remitido a la Junta, pero ahora los técnicos de la Administración se encuentran revisándolo. La Consejería señala que, una vez terminada esta fase, se podrán redactar los proyectos de construcción o estudios informativos. No obstante, la tramitación impedirá la inclusión en unos futuros presupuestos regionales de 2020.

La nueva configuración de la CL-510 entre la capital salmantina y Alba de Tormes de tres carriles implicaría utilizar el central para permitir adelantamientos de manera alternativa en cada uno de los sentidos de la circulación. Existiría, además, una separación física entre los dos sentidos, lo que supondría una disminución del riesgo de colisiones frontales. El central dispondría de una anchura de 3,2 metros, mientras que los otros dos variarían. Cuando el central esté habilitado para adelantamientos, el otro carril de ese sentido será también de 3,20 —más un arcén de medio metro—, mientras que en el sentido contrario, el único carril medirá 3,5 metros y contará con un arcén de 1,5 metros.

El planteamiento de la Junta en esta carretera responde a una cuestión de seguridad vial. De acuerdo a los últimos datos de la Administración autonómica, la CL-510 se trata de la carretera secundaria de la provincia que más tráfico soporta. Entre la capital salmantina y Calvarrasa de Arriba, la media de vehículos que pasan al día es de 10.206, mientras que entre esta localidad y Alba de Tormes roza los 6.000. Además, la orografía existente entre la ciudad y Alba, de unos 20 kilómetros, restringe las posibles zonas para que los coches puedan adelantar.

PALABRAS CLAVE