11 agosto 2020
  • Hola

Feromonas de lobo para evitar accidentes. Cinco carreteras salmantinas ya tienen tramos impregnados

Su fin es reducir la siniestralidad por fauna salvaje

10 jul 2020 / 08:57 H.

La Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León ha iniciado a través del Servicio Territorial de Fomento un novedoso tratamiento de sus carreteras con el objetivo de reducir la siniestralidad por fauna salvaje.

Según han dado a conocer fuentes del ejecutivo autonómico, este novedoso tratamiento los trabajos en los tramos utilizados a modo de prueba combinan el rociado periódico con una mezcla de feromonas concentradas de lobo con una resina pegante repelente a la lluvia y nieve. Se lleva a cabo en tramos discontinuos de carretera separados por ventanas en las que se ha efectuado un segado y desbroce de vegetación más profundo para facilitar el paso de los animales con mayor visibilidad. Igualmente, se ha reforzado la señalización con un sistema de mayor intensidad para servir de advertencia a los conductores.

Según indican las mismas fuentes, la eficacia de la actuación, que ha quedado demostrada en otros tramos experimentales de la región, se valorará a partir de las estadísticas de accidentes e intensidad media diaria de circulación que se publiquen al finalizar el año 2020.

Los trabajos se desarrollan fundamentalmente en carreteras de la franja oeste de la provincia, especialmente hacia la zona de Arribes. Así, según confirma la Junta, se ha actuado en la carretera CL-517, de Salamanca a La Fregeneda, y se a aplicado en dos tramos de vía: del kilómetro 30 al 50 y del kilómetros 69 al 84. También se ha aplicado en la SA-300, de Salamanca a Ledesma, en los kilómetros 4,6 al 8,8 y del 20 al 22,4; y en la carretera SA-324, de Lumbrales a Ciudad Rodrigo (aquí, en tres tramos: del 4 al 10,5; del 20 al 22,82 y del punto kilométrico 27 al 28. Por el contrario, en la carretera SA-302, que une Ledesma con Almendra, sólo se está actuando entre los kilómetros 4,5 y 16,8. Finalmente, se actúa también sobre un tramo de la carretera SA-315, que comunica Vitigudino y la Fuente de San Esteban (del punto kilométrico 47,1 al 52,6).

La Junta está realizando este estudio en otras provincias de la Región y hay administraciones en otras comunidades que también han puesto en práctica este sistema para combatir, sobre todo, a los jabalíes.