Borrar
Vecinos de Monterrubio, familiares y amigos, rindieron un pequeño homenaje a Alberto Rodríguez. EÑE
Eterno minuto de silencio por Alberto

Eterno minuto de silencio por Alberto

Casi un centenar de personas se concentraron en Monterrubio de la Armuña para rendir homenaje al pequeño recientemente fallecido

EÑE

Monterrubio

Viernes, 2 de junio 2023, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mientras la vida se encarga de mostrar su lado más cruel, la humanidad de las personas hace que esa crueldad logre ser algo más llevadera. Luis y María José, los padres del pequeño Alberto Rodríguez, recientemente fallecido en Monterrubio de la Armuña a causa de un linfoma de Burkitt, han sentido sin duda la humanidad de un pueblo entero que se ha volcado como nunca tanto durante el proceso de la enfermedad como en el duelo que viven ahora mismo ellos y sus familiares.

El Consistorio decretó tres días de luto oficial en el municipio que terminarán hoy a media noche y ayer se rindió un sentido y sencillo homenaje al niño con un minuto de silencio que se multiplicó por 5. Durante esos interminables minutos en los que a buen seguro cada uno recordó algún momento vivido con el pequeño Alberto, se pudo sentir el cariño de las casi un centenar de personas que se personaron en las inmediaciones de la Casa Consistorial de Monterrubio para arropar a unos padres visiblemente afectados por la pérdida.

El sentido minuto de silencio fue una muestra más de apoyo y cariño hacia la familia de Alberto Rodríguez, ya que, cabe recordar, que el pasado 22 de enero el apoyo de los vecinos de Monterrubio de Armuña a la familia del niño quedó ya patente cuando, a pesar de los apenas 2 grados de la mañana dominical cerca de 1.400 personas acudieron para mostrar su solidaridad con el pequeño Alberto Rodríguez.

La avalancha de personas, que superaba el censo de la localidad, pues llegaron participantes de todo el alfoz, llenó el pabellón municipal desde el que arrancó la caminata de algo más de tres kilómetros por los caminos del municipio, en dirección a la ermita de la Virgen del Viso y de vuelta al municipio en el que reside la familia del pequeño Alberto, que envió un saludo y agradeció su apoyo a los asistentes con un pequeño vídeo desde el hospital, un momento que resultó especialmente emotivo para todos los presentes.

El pequeño Alberto fue diagnosticado por un linfoma de Burkitt y estaba a la espera de un trasplante de médula. Un donante que, por desgracia, nunca llegó en una carrera que se antojó a contrarreloj por la difícil situación del pequeño. Su caso arrancó en el mes de julio, cuando unos problemas intestinales le obligaron a pasar por el quirófano.

La enfermedad que se ha cobrado la vida de Alberto es un linfoma no Hodgkin de células B especialmente agresivo y que tiene el especial peligro de que se expande rápidamente, con frecuencia hacia la médula ósea. Precisamente, lo que le ocurrió al joven salmantino.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios