09 agosto 2020
  • Hola

¿Está la provincia de Salamanca concienciada con las medidas de protección? La recorremos para comprobarlo

Los habitantes de los municipios mayores cumplen en general las medidas de seguridad de la ‘nueva normalidad’. Casi todos llevan mascarilla y acuden a los centros de salud y consultorios médicos con cita previa para evitar aglomeraciones, según ha comprobado este periódico

26 jun 2020 / 18:47 H.

Hacemos un recorrido por la provincia de Salamanca para comprobar si los habitantes de los principales municipios cumplen con las medidas de protección para seguir luchando contra el coronavirus. La conclusión: la provincia no se relaja.

Miróbriga refuerza las plantillas de jardines y de desinfección

La crisis sanitaria del coronavirus está suponiendo para los ayuntamientos un destacado esfuerzo con el objetivo de mantener en perfecto estado higiénico todas las instalaciones públicas, una labor que ha llevado al Consistorio de Ciudad Rodrigo a impulsar la contratación de tres personas más para la plantilla de Jardines y otras tantas para la de limpieza.

“Ahora que estamos procediendo a la apertura de parques infantiles se está duplicando el trabajo tanto para los jardineros como en labores de desinfección, que se deberán prolongar en el tiempo mientras lo indiquen las autoridades sanitarias”, destacó ayer la teniente de alcalde mirobrigense, Beatriz Jorge.

Con el fin de que los más pequeños y las familias puedan volver a disfrutar de los espacios de ocio, cerrados desde que se decretó el Estado de Alarma a mediados de marzo, la delegación municipal de Jardines “está haciendo un importante esfuerzo en la limpieza y desbroce de los parques infantiles, sumándose al trabajo que vienen realizando en jardines y alamedas”, señaló el alcalde, Marcos Iglesias.

Una vez que se vayan abriendo los parques infantiles al público “se tendrá un especial cuidado en desinfectar diariamente todas las superficies de bancos y juegos, lo que hace que el trabajo de los operarios municipales se incremente muy notablemente y sean necesarias las nuevas contrataciones”, afirmó Beatriz Jorge.

Estas medidas excepcionales forman parte de las acciones emprendidas por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo desde el inicio del Estado de Alarma sobre el que el alcalde ha reiterado “el excepcional comportamiento general de los mirobrigenses, cumpliendo con las medidas de confinamiento, en un principio, y con las medidas sanitarias a continuación”.

Un comportamiento que como se puede apreciar a diario en sus calles sigue siendo ejemplar, con muy contadas personas que no utilizan la obligatoria mascarilla en sus desplazamientos a pie, manteniendo la distancia de seguridad antes de desprenderse de este elemento de protección frente al coronavirus al igual que utilizando los hidrogeles que tanto comercios como el propio Ayuntamiento han puesto a su disposición.

De igual forma, el Centro de Especialidades Médicas de Ciudad Rodrigo mantiene la cita previa para la realización de consultas y pruebas médicas, evitando las aglomeraciones.

Guijuelo mantiene las medidas higiénicas y desinfecta los parques

Vecinos de la villa, con careta y mascarilla, en la Plaza Mayor. | TEL
Vecinos de la villa, con careta y mascarilla, en la Plaza Mayor. | TEL

Guijuelo se ha caracterizado por ser una localidad muy prudente en todo lo relacionado con las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus , y así seguía siendo ayer.

El Ayuntamiento no había abierto aún los parques infantiles pese a que desde el domingo, con el final del estado de alarma, sí podía hacerse. La corporación que preside Roberto Martín optó por esperar y llevar a cabo nuevas labores de desinfección en las diferentes zonas infantiles de la localidad antes de poder reabrirlas. Fueron los voluntarios de Protección Civil los que llevaron a cabo las medidas, que se suman a las normas higiénicas que ha puesto en marcha el Consistorio en todos sus espacios de acceso público. Tanto la Casa Consistorial, como el centro cultural o el acceso al juzgado de paz cuentan con dispensadores de gel hidroalcohólico y con alfombras para la desinfección de zapatos.

También los vecinos de la villa chacinera en general cumplen las medidas y los establecimientos hosteleros acondicionan mesas y sillas para que los clientes puedan disfrutar de las terrazas sin problema. El acceso al centro de salud se realiza de forma escalonada previa cita con los profesionales y se procura que el mayor número de gestiones relacionadas con la administración municipal se lleve a cabo telefónicamente. También se ha facilitado el teletrabajo, aunque la reincorporación de los funcionarios municipales está siendo gradual. De hecho, se ha elaborado un documento en el que se recogen todos los pasos que ha de dar el Ayuntamiento en esta “nueva normalidad” mientras dure la pandemia.

Cabe destacar que, a lo largo de todo este tiempo en la provincia, la zona de Guijuelo ha sido de las menos afectadas.

Alba de Tormes: parques abiertos con seguridad

Vecinos de Alba de Tormes por las calles céntricas de la villa. | EÑE
Vecinos de Alba de Tormes por las calles céntricas de la villa. | EÑE

Las mascarillas se han convertido en parte del día a día de los vecinos de la villa ducal y en la calle se percibe incluso el respeto al distanciamiento social. Cabe recordar, que esta Zona Básica de Salud fue una de las que más tiempo tardó en alcanzar el ‘verde’ durante las fases más complicadas de la pandemia. El centro del casco urbano, en el que se concentran comercio y hostelería, es una buena muestra de la interiorización de las nuevas normas sociales con un grado de cumplimiento altísimo. Esta misma situación se refleja en el Centro de Salud, en el que las citas previas han permitido organizar la presencia de los usuarios. Para los más pequeños de la localidad, la apertura de los parques y espacios públicos de juego también ha supuesto un balón de oxígeno.

Sin aglomeraciones y con cita en el centro de salud de Peñaranda

Dos personas con mascarilla salen del centro de salud. | TRISOL
Dos personas con mascarilla salen del centro de salud. | TRISOL

La COVID-19 ha obligado también a los peñarandinos a cambiar sus hábitos diarios y usar la mascarilla como una prenda más soportando, incluso, el agobio que produce en los días de intenso calor.

El uso de la mascarilla es generalizado en la localidad, salvo casos puntuales y algún otro que la lleva en el codo o de “bufanda” por temor a recibir una sanción. En la actividad comercial y en el mercadillo de los jueves también es habitual ya el uso del gel hidroalcóholico para desinfección de las manos.

Por otra parte, el centro de salud sigue prestando la atención primaria con cita previa lo que evita las aglomeraciones en el interior y la actividad está volviendo a la normalidad pero de forma escalonada y controlada. En las urgencias se recomienda, también, llamar por teléfono previamente y el facultativo decide si la persona debe o no acudir presencialmente al centro. Los farmacéuticos están colaborando, además, durante todos estos meses del Estado de Alarma en la renovación de las recetas, un trámite que suponía un alto porcentaje de las citas diarias antes de la llegada del coronavirus.

El Ayuntamiento ha iniciado, también, en los últimos días la limpieza y desinfección de las zonas donde hay juegos infantiles aunque todas ellas siguen precintadas y sin fecha anunciada, por el momento, para la retirada de los precintos que puso la Policía Local y su utilización por parte de la población infantil. La ampliación de la superficie de terraza de los establecimientos hosteleros facilita, también, mantener la distancia de seguridad entre los clientes y por lo general, en todos ellos se procede a la desinfección de mesas y sillas después de cada uso. Edificios e instalaciones municipales como la biblioteca, el polideportivo o el Consistorio tienen también sus medidas de seguridad.

Protegidos en el mercado de Ledesma

A penas dos o tres personas paseaban ayer por el mercado de Ledesma sin mascarilla. Los puestos, más alejados que en una situación normal, recibían compradores todos ataviados con mascarillas y utilizando constantemente los geles que los vendedores ambulantes tenían instalados junto a sus puestos.

Por las calles de la villa, la gente tampoco se ha relajado y además del uso de mascarillas se mantienen las distancias de seguridad. De hecho ayer en el pleno apenas había asientos libres ya que los bancos estaban marcados para que los vecinos pudieran saber dónde sentarse y mantener así la distancia necesaria. El centro de salud de la localidad está abierto con normalidad y no se han registrado grandes afluencias y tan solo el uso de la mascarilla se ha relajado en las terrazas mientras se toma la consumición.

Uso normalizado de protecciones en la vida diaria de Béjar

Los bejaranos están respondiendo positivamente al uso obligatorio de las mascarillas una vez finalizado el estado de alarma y con menos restricciones en la pandemia del coronavirus. La utilización de las protecciones está asumida por la población y los bejaranos salen a la calle protegidos frente al virus. Es más, la fabricación de mascarillas solidarias durante el confinamiento ha hecho que muchos luzcan esas y otras protecciones ‘made in Béjar’ en una defensa del sector textil local.

Los parques infantiles también han abierto ya para que los escolares puedan disfrutar de su merecido descanso después de un curso atípico con tres de los diez meses lectivos confinados en casa y recibiendo formación telemáticamente. Los pequeños disfrutan de zonas infantiles ubicadas en el parque municipal, en Los Praos, en La Fabril y en la trasera de la calle González Macías, entre otras.

Con respecto a los servicios sanitarios, el hospital y el centro de salud regresan poco a poco a la normalidad después de la vuelta del material y el personal desplazado a Salamanca. Tan sólo se producen pequeñas aglomeraciones en el centro de salud al final de la mañana para la recogida de partes de baja, recetas visadas e informes aunque los pacientes suelen acudir con cita previa.

Mascarillas, sin colas en el centro de salud y sin niños en el parque en Santa Marta

Santamartinos caminando por la calle con mascarillas. | EÑE
Santamartinos caminando por la calle con mascarillas. | EÑE

Las calles de Santa Marta de Tormes ya están llenas de gente, la desescalda y el calor hacen que muchos vecinos pisen las calles para disfrutar al aire libre, eso sí, la gran mayoría de ellos lo hacen con la mascarilla puesta y siguiendo las medidas de seguridad. A un simple vistazo de la calle apenas una o dos personas no utilizan la protección facial mientras que la mayor parte de los santamartinos están concienciados y salen a la calle protegidos.

Por otra parte, en el centro de salud de la localidad reina la normalidad ya que tan solo acuden los pacientes con cita previa y en la hora justa establecida para evitar las esperas. Algo parecido al resto de servicios municipales donde no hay aglomeraciones de personas esperando para el servicio.

Lo que sí están abiertos son los parques municipales de la localidad pero en ellos todavía no se ha recuperado la normalidad ya que apenas se pueden ver niños jugando.

Terradillos: vuelven los juegos infantiles

Con algunos niños comenzando a utilizar de nuevo los recintos de juegos infantiles repartidos por las urbanizaciones, sobre todo en El Encinar, que es la que concentra al mayo número de residentes en la localidad de Terradillos. Así se pueden ver, poco a poco, las señales del camino emprendido hacia la ‘nueva normalidad’ que se vive también en este poblado municipio.

La presencia de vecinos con mascarilla es una constante en los tres núcleos urbanos y una señal de la concienciación que se ha logrado en el periodo de confinamiento.

El Consistorio de Terradillos ha llevado a cabo una inversión directa de más de 7.000 euros en diversas medidas de protección ante la pandemia, entre las que en las últimas semanas se incluye la compra de 600 mascarillas y kits de pantallas y geles para donar a comercios y particulares, que se suman a las mamparas de protección que se han colocado en las instalaciones municipales para los empleados del Consistorio.

Además, el Ayuntamiento de Terradillos mantiene abierto el capítulo económico previsto para atender las necesidades que puedan surgir y ha previsto incluso “llegar a doblar la inversión realizada hasta el momento”, según señalaron fuentes municipales. En Terradillos se ve que, en líneas generales, no existe relajación por la COVID.

PALABRAS CLAVE