Borrar
Armando González (centro) con Erkin Montoya y Adrián Flores, alumnos del proyecto de reciclaje del plástico en la Escuela de Ingenieros. TEL
La Escuela de Ingenieros de Béjar lidera un proyecto para convertir basura en bolis o llaveros

La Escuela de Ingenieros de Béjar lidera un proyecto para convertir basura en bolis o llaveros

Dará una nueva vida a los plásticos en merchandising para la Universidad de Salamanca. Algunas empresas textiles de la ciudad han donado también bobinas de hilo ya en desuso

TEL

Béjar

Lunes, 15 de abril 2024, 19:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Escuela de Ingenieros de Béjar participa en un proyecto promovido por el Servicio de Asuntos Sociales de la Universidad de Salamanca (SAS) para mejorar la actividad de la comunidad educativa. Busca reciclar el plástico generado por la USAL en útiles como llaveros, peonzas, bolígrafos o gafas, por ejemplo.

Se trata de convertir «basura» en piezas que puedan ser reutilizados con un uso totalmente diferente al inicial. El proyecto comenzó con el inicio del curso y cuenta con financiación procedente del SAS para fabricar la maquinaria necesaria para dar una nueva vida al plástico. A mayores, el rectorado ha acogido el proyecto con interés y ha decidido apoyarlo mediante la compra de una inyectora industrial para hacer un gran volumen de piezas mediante moldes para grandes series.

El objetivo de esa máquina sería fabricar un gran volumen de objetos de merchandising de la Universidad, todo ello con plástico reciclado. En este sentido, el coordinador de la iniciativa, Armando González, explica que el proyecto se enfoca a «fabricar una serie de máquinas que nos permita hacer esa labor de reciclaje» para, a mayores, «generar una comunidad aquí en Béjar o incluso poder luego exportar esa comunidad».

Además, este proyecto cuenta con la participación de alguna empresa bejarana que se dedicaba al sector textil y que ha cedido bobinas de hilo también para favorecer la reutilización de ese plástico que, de otra forma, estaría en desuso y sin plan de reciclado. La Escuela de Ingenieros analizará el tipo de plástico y las posibilidades para darle un nuevo uso. También colaborará el Ayuntamiento de Béjar con la cesión de tapones recogidos de los puntos de entrega habilitados en la pasada legislatura. Y también están en conversaciones con el Consistorio de Salamanca.

Armando González también asegura que «el proyecto puede trabajar por sí solo» si bien «lo único que necesitamos es un buen plan de viabilidad y de negocio para que sea autosostenible y que la gente siga consumiendo plástico» para que, después, pueda ser reciclado.

Dos equipos para dar una nueva vida al plástico

El proyecto cuenta con una prensa para fabricar tablones plásticos en el que participan Adrián Flores, Verónica García y Adrián Nilton García. Por otro lado, incluye otra máquina, una extrusora de plástico (para elaborar bloques a modo de ladrillos) y se ocupan de esa parte Erkin Sebastián Montoya Tashpulatova, Hajar Kabch y Claudio René Romero Galo.

Pedidos para ese nuevo proyecto de reciclaje

De momento, ya han recibido pedidos dentro de la propia Universidad como 180 llaveros para una reunión promovida por el Vicerrectorado de Estudiantes y el Servicio de Orientación Universitario ha solicitado 5.000 piezas más con el apoyo también de la Oficina Verde.

Charlas en institutos de la comarca

Los encargados del proyecto están realizado charlas en los institutos de la zona para concienciar sobre la reutilización del plástico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios