Borrar
Sergio Rubio, campanero de Ciudad Rodrigo S.DORADO
«Yo era de los que no sabían qué significaba la campana del Carnaval»
ENTREVISTA AL CAMPANERO DE CIUDAD RODRIGO

«Yo era de los que no sabían qué significaba la campana del Carnaval»

Su sonido sirve de referencia para saber qué ocurre en cada encierro del Carnaval del Toro, una labor que realiza el campanero Sergio Rubio

S. Dorado

Ciudad Rodrigo

Lunes, 29 de enero 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Carnaval del Toro va ligado a una musicalidad especial, un timbre metálico que se precipita o reduce la marcha durante los encierros. Sergio Rubio es el campanero y, aunque su rostro no es tan visible como el de otras figuras del Carnaval, es una pieza fundamental que, desde las alturas, orquesta a los mozos que corren el encierro.

¿En cuántas ocasiones ha sido campanero, y cómo empezó todo?

Lo había sido solamente el año pasado. El Ayuntamiento me lo propuso, y fui, simplemente. Yo estaba trabajando en el Ayuntamiento.

¿Qué es lo más difícil?

Lo más difícil son los nervios que te llevas allí, porque hay mucha gente. La primera vez vas nervioso, pero tienes una persona al lado que te va guiando. Esa persona está con un walkie, y le van dando instrucciones desde la calle. Le dicen por dónde van los toros...Si entran en la plaza ya es algo que ves por ti mismo, claro. Hay otra persona que va junto a los toros y va comunicando por dónde va el encierro, cuántos toros, cuántos bueyes...Es todo coordinación.

¿Resulta muy cansado?

Si te digo la verdad, si, es muy cansado, el badajo pesa cerca de cincuenta kilos. También, a medida que pasan los días, te vas cansando.

¿Lo considera muy importante?

Es muy importante porque quien lo ve desde la calle piensa, «bueno, por algo sonará», pero tiene un sentido: Suena porque los toros están saliendo de los toriles, o porque va a empezar el encierro... Cuando suena mucho es porque están llegando, y cuando es constante es porque van a empezar o ya están en el recorrido.

¿Cuál es el código sonoro?

Antes de empezar el encierro el año pasado se metieron unos audios grabados, a menos cuarto uno, a menos diez otra vez, a menos cinco otra... El toque ligero es cuando están saliendo de los toriles, y después se hace seguido; es cuando están en el recorrido. El último toque marca que se ha acabado. Hay dos toques secos, tres toques y cuatro toques, y cada uno indica un tramo del recorrido.

¿Resulta molesto pasar tanto tiempo expuesto a la campana?

Bueno, eso es cuestión de acostumbrarse. Pero si, claro, hay mucho ruido, un eco que dura un rato después de tocar, como cuando das a una copa y queda sonando un rato.

¿Por qué repite este año?

Repito porque fue una experiencia diferente, y no tendría problema en repetir nuevamente si me lo ofrecen.

¿Se echa de menos vivir el Carnaval a pie de pista?

No, no soy muy fiestero, así que no echo de menos vivir el Carnaval desde este ángulo. Las vistas son privilegiadas, ves el contorno de la plaza, solamente el coso taurino.

¿Supone una responsabilidad?

Se siente mucha responsabilidad, porque un fallo ahí puede ser fatal. Imagínate que te equivocas en el toque final, puedes liarla, podría meterse alguien y que le coja el toro. En eso no puede haber fallos, y no los hay. Hay que tener mucha cautela.

¿Cree que la gente necesita prestar mayor atención a la campana? ¿Conocen el significado?

Si te digo la verdad, el 90% no conoce los distintos toques, y yo me incluyo como una de esas personas que no lo sabía. A quien le gusta el Carnaval debería saber bien para qué es, deben saber que no es solo para hacer ruido. Hay que prestar atención, eso de «me da tiempo»...No, hay que tener cuidado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios