18 julio 2019
  • Hola

Empujones, insultos y amenazas en una tensa asamblea de la asociación San Miguel

La dimisión de algunos miembros de la directiva motivó la convocatoria de la reunión

17 may 2019 / 18:07 H.

La asamblea de la asociación de mayores San Miguel se vio “empañada” este viernes por un clima de creciente tensión a lo largo de la reunión que culminó con empujones, voces, insultos, intentos de agresión al presidente, Regino Hernández, e incluso amenazas dirigidas a su esposa.

Los últimos años están siendo especialmente convulsos en el seno de la asociación de mayores San Miguel que ha estado incluso a punto de desaparecer y en la que se han producido dimisiones de miembros de la directiva en varias ocasiones. Precisamente las últimas dimisiones motivaron la convocatoria de la asamblea de este viernes para analizar la situación y acordar con los socios la continuidad o disolución de la agrupación o dejarla en manos de una gestora para evitar la desaparición de uno de los colectivos sociales más importantes y numerosos de la localidad.

Apenas medio centenar de socios, de los más de 300 que forman parte de la asociación, acudieron al centro social para participar en la reunión donde las intervenciones fueron subiendo de tono entre los críticos con la gestión del actual presidente, Regino Hernández, y los que le apoyan. Finalmente se optó por realizar una votación entre los presentes en la que, por mayoría, Hernández revalidó su cargo con 32 apoyos de los 45 presentes más tres directivos.

“No ha habido más candidatos en la votación ya que no se han presentado candidaturas en las 48 horas anteriores a la asamblea según recogen los estatutos y han sido ellos (en referencia a los directivos que dimitieron) los que han puesto pegas para todo” afirmó el presidente. “Cuando no les dejan hacer las cosas a su manera me echan la culpa a mí”, añadió. A la salida de la asamblea, varios de los socios críticos con el presidente le acusaron también de “tomar decisiones por su cuenta sin contar con lo que diga el resto de la directiva”.

Gran parte de los asistentes coincidieron en lamentar el bochornoso espectáculo que se había vivido momentos antes en el centro social y pidieron que “las aguas vuelva a su cauce”.