25 septiembre 2021
  • Hola

Emergencia en Castellanos de Moriscos. La grave crisis obliga a crear un banco de alimentos local

El Ayuntamiento tiene que atender a 16 familias de la localidad con menores a cargo | Necesitan todo tipo de productos no perecederos ante la “grave situación” que atraviesan

23 mar 2021 / 17:20 H.
Ver Comentarios

Lo que en un principio se planteó como una ayuda complementaria a la familias de Castellanos ha pasado a ser una necesidad para sobrevivir. El Ayuntamiento de Castellanos ha creado un banco de alimentos para paliar la grave situación a la que se enfrentan numerosas familias de la localidad cuya economía se ha resentido gravemente por la panemia.

Una iniciativa que surgió a través de una donación anónima de comida precocinada. Un donante envió al Ayuntamiento numerosos menús precocinados para entregar a quien lo necesitara. De ahí a tener que organizar lotes de productos solo ha habido un paso. Según reconoce la alcaldesa de la localidad, Victoria Manjón, “nos ha sorprendido mucho porque tenemos familias en situación muy, muy precaria. Empezamos entregando menús a nueve familias con necesidades y ahora tenemos a 16”.

Familias con menores a su cargo, algunos bebés, que necesitan todo tipo de ayuda para sobrellevar la larga crisis que está dejando la pandemia.

Lo que en un primer momento fue repartir unos menús entre los seleccionados por los Servicios Sociales se ha convertido en un auténtico reparto de comida a modo de banco de alimentos municipal.

“Entregamos la comida una vez a la semana si tenemos alimentos, cuando no queda nada a veces hay que esperar unos días más”, asegura la alcaldesa, que hace especial hincapié en el anonimato. Cada familia tiene un número y nosotros no manejamos nombres. Preparamos los lotes en función del número de miembros y de si hay niños o no y un trabajador municipal los entrega. Depende de las donaciones que tengamos unas veces repartimos unas cosas u otras.

En los lotes de esta semana irán galletas, leche, garbanzos, huevos y salchichas entre otras cosas. Una donación que no soluciona el problema al que se enfrentan las familias de la localidad, pero que ayuda. Por eso desde el Ayuntamiento piden donaciones de todo tipo de alimentos no perecederos y animan tanto a empresas como a particulares a donar comida porque “es increíble cuánta gente necesita ayuda y las situaciones tan precarias con las que nos hemos encontrado”, asegura Manjón.

Lo más urgente: Leche, aceite y conservas

En el banco de alimentos de Castellanos dependen cada semana de las donaciones que van llegando. Llevan dos meses entregando comida a 16 familias “con lo que tenemos”. Si donan huevos o leche es lo que se entrega ya que todavía no tienen capacidad de almacenamiento para poder hacer lotes completos todas las semanas. Por eso necesitan donaciones de todo tipo de productos de alimentación o donaciones para adquirir productos frescos en las tiendas de la localidad. En esta ocasión escasea mucho el aceite, la leche que se consume mucho y las conservas, pero cualquier producto, desde pasta, cacao en polvo, azúcar, café o galletas es bienvenido ya que será lo único que puedan entregar a las familias. Por eso desde el Consistorio animan a sus vecinos a colaborar con donaciones al igual que a empresas del sector agroalimentario ya que “tenemos niños de todas la edades, incluido algún bebé y familias que lo están pasando realmente mal”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png