16 octubre 2019
  • Hola

El temporal provoca un derrumbe en la carretera de Valero

Se trata de la misma vía en la que la Diputación había llevado a cabo obras de mejora el año pasado

18 sep 2019 / 09:18 H.

El temporal de lluvia que la pasada semana asoló el este peninsular y que se cebó en la tarde del martes en poco más de dos horas con las comarcas de Ciudad Rodrigo y Campo Charro, extendiendo sus efectos a partes de las sierras de Francia y Béjar, provocó a última hora el derrumbamiento de un tramo de la carretera que une Valero con San Miguel de Valero.

Se trata de la misma zona en la que la Diputación llevó a cabo mejoras en la carretera el año pasado.

En Ciudad Rodrigo la impresionante tromba de agua y granizo provocó inundaciones en garajes y sótanos obligando a los bomberos del Parque Comarcal a realizar más de una docena de salidas a calles como Libertad, Peña de Francia, Muro, Gaviota, Góngora, Nogales Delicado, Perfecto González, El Cruce o Donantes de Sangre, donde los vecinos vieron como el agua subía más de diez centímetros en sus cocheras. La fuerza del agua provocó también desprendimientos en el inicio de la avenida de La Concha con la calle Los Cañitos.

A medida que avanzaba la tarde la borrasca fue avanzando hacia el este desde Ciudad Rodrigo provocando ya en el Campo Charro desbordamientos de arroyos y provocando el corte de la carretera DSA-310, que comunica Villalba de los Llanos con Carrascal del Obispo y que solamente se podía sortear en tractor.

En la misma zona del Campo Charro, las intensas lluvias, con episodios de granizo de gran tamaño, provocaron también el corte de la carretera de Vecinos, la DSA-210, a la altura de Berrocal de Huebra.

Aunque sin cortes en el tráfico, la Autovía de Castilla, la A62, también sufrió el paso del frente borrascoso por el oeste de la provincia causando grandes dificultades en el tráfico rodado debido a la fuerte granizada y la lluvia intensa, sobre todo en la zona entre Ciudad Rodrigo y Sancti Spíritus, prolongándose algunos kilómetros debido a las balsas de agua en dirección a Salamanca.

Ya en las sierras de Francia y Béjar, las principales dificultades se registraron en la carretera que comunica Endrinal con Los Santos, donde se llegó a producir una gran acumulación de granizo.