05 julio 2020
  • Hola

El sector textil de Béjar, ante su oportunidad de “oro”

Preocupado por la Reindustrialización, Ventura Velasco, presidente de la Cámara de Comercio de Béjar, apuesta por recuperar la uniformidad y utilizar fibras textiles para fabricar material sanitario que abastezca a la población

Béjar /
27 may 2020 / 11:55 H.

El presidente de la Cámara de Béjar propone un sello de calidad para ayudar a autónomos y pymes en la crisis del coronavirus.

–¿De qué manera ha afectado la crisis del coronavirus a Béjar?

– No está ni mejor ni peor que en otros lugares que también están en la fase 0 pero sí sé que se está trabajando para reiniciar la actividad comercial con garantías.

– La Cámara participa en un grupo para ayudar a autónomos y pymes. ¿Cuál es su papel?

–Trabajamos junto con el Ayuntamiento, Embeco y la asociación de la calle Mayor aportando ideas. Entre ellas, una de las más importantes es la que viene del Consejo Regional de Cámaras para crear también en Béjar un sello de confianza gratuito.

“El grupo promovido por el Air Institute y la Cámara ha sido la chispa que ha encendido el proceso de colaboración y ha reanimado el ánimo de una ciudad”

–¿Cómo se plantea el verano tras la crisis del coronavirus?

–Es la esperanza que nos queda. Si se reactiva el turismo, la gente tendrá que hacer viajes cortos. Podrá contar con lugares como Béjar con un entorno envidiable y muchas posibilidades como la Vía Verde y, también, La Covatilla.

–¿Cree que Béjar ha tocado fondo con la crisis del coronavirus?

–Hemos tocado fondo pero lo estamos viendo como una oportunidad para relanzar todos nuestros sectores como la industria textil tradicional, para el turismo, para el comercio ... Todo eso va a venir de la mano de la digitalización.

–¿Cómo valora el resultado grupo creado por el Air Institute y la Cámara para hacer mascarillas solidarias?

– Ha sido la chispa que ha encendido todo un proceso de colaboración y ha reanimado el ánimo de una ciudad que ha vuelto a dar una lección de solidaridad. Además, gracias a ese grupo, estamos viendo que el sector textil tradicional va a trabajar para no depender de China. Se trata de recuperar la uniformidad militar y, después, se puedan dedicar a otros proyectos vinculados a fibras textiles para la producción de equipos de protección.

“El lema ‘Hecho en Béjar’ vende y los empresarios textiles están interesados en que se desarrolle. Hay necesidad de tener stocks para proteger a la población”

–¿Se trata de aprovechar la ‘marca Béjar’ de cara al futuro?

– Hemos visto que el lema “Hecho en Béjar” vende. Los empresarios textiles están interesados en que ese nombre se desarrolle. Béjar se puede convertir en un punto fundamental de producción de EPI a nivel nacional e internacional con la posible recuperación de entre 100 y 150 puestos de trabajo. Se trata de unir pasado y presente en un proyecto de futuro teniendo en cuenta también la necesidad de tener stocks logístico para proteger a la población. Son sectores estratégicos que no pueden estar en manos de terceros.

–¿Todo ello puede estar dentro del Plan de Reindustrialización?

– Estamos preocupados porque el plan de Reindustrialización va lento. El parón posterior a las elecciones y la crisis del coronavirus nos ha llevado a pedir la ampliación del plazo a 2023. Ahora, Béjar tiene una oportunidad de oro que no debe dejar escapar.

PALABRAS CLAVE