Borrar
Instalaciones de la explotación de wolframio existente en el municipio de Barruecopardo. CASAMAR
El regreso de la producción de wolframio medio siglo después a esta localidad salmantina

El regreso de la producción de wolframio medio siglo después a esta localidad salmantina

160 personas trabajan en la explotación que hace un mes realizó su primer envío

Miércoles, 8 de enero 2020, 10:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más allá de la investigación y búsqueda de yacimientos de distintos minerales en la provincia de Salamanca, los proyectos mineros en marcha desde hace más de una década dieron el pasado mes de diciembre sus primeros frutos con la recuperación de la producción de wolframio en el término municipal de Barruecopardo.

Una producción que estuvo activa durante el siglo pasado, aunque la explotación cerró sus puertas en 1982, poniendo fin a 82 años de explotación en las que esta mina fue una de las más importantes productoras de este mineral a nivel europeo.

El proyecto minero de Barruecopardo está impulsado y desarrollado por la compañía Saloro que en la actualidad da empleo directo a 160 personas, entre los que se encuentran cerca de 40 habitantes de Barruecopardo, además de un buen número de ellos de los municipios vecinos de Aldeadávila de la Ribera, Vilvestre, Bermellar, Saldeana, Lumbrales y San Felices.

De igual forma, el aprovechamiento del yacimiento de wolframio de Barruecopardo ha creado un buen número de puestos de trabajo indirectos para distintas compañías y empresas que ofrecen sus servicios a la explotación minera.

La mina estuvo activa desde 1900 a 1982, siendo una de las principales productoras a nivel europeo

La mina de wolframio se puso en marcha en marzo del pasado año, alcanzando a lo largo de este 2020 su pleno rendimiento, un proyecto que arrancó hace más de una década con la realización de los trabajos y estudios de campo que posibilitaron en noviembre de 2014 la obtención de los permisos necesarios por parte de la Junta de Castilla y León.

La salida de los primeros contenedores con concentrado de wolframio suponen “un hito importante en un proyecto que muestra el compromiso de Saloro con el desarrollo de una zona deprimida económicamente, como es el oeste de Salamanca y, más concretamente, la comarca de Vitigudino”, afirman los responsables que señalan que “la mina se ha convertido en un revulsivo para el empleo”.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios