13 agosto 2020
  • Hola

El pueblo que quiso independizarse de Salamanca hace 10 años

La iniciativa municipal logró obras de mejora en la carretera y el acceso a la localidad

11 ene 2020 / 10:15 H.

Han pasado diez años desde que el Consistorio de la localidad mirobrigense de Agallas emprendió acciones para ‘abandonar’ Castilla y León y anexionarse a la comunidad de Extremadura. “Nos vemos olvidados y sentimos que no se presta atención a las peticiones sobre mejora del municipio”, aseguraba por aquel entonces el actual primer edil, Urbano Chamorro.

Aunque la iniciativa partió del gobierno socialista, con Santos Corchete al frente del Ayuntamiento, los populares, liderados por Urbano Chamorro, secundaron la propuesta.

El Consistorio alegaba que el estado de la carretera, la frecuencia de las visitas médicas a la localidad y las comunicaciones resultaban insuficientes para la comodidad diaria de los vecinos y su acceso a los servicios públicos básicos.

La Diputación consideró entonces fuera de lugar la solicitud del Ayuntamiento, pero ante el silencio administrativo, tanto el equipo de gobierno local como los vecinos continuaron adelante con su particular lucha. De hecho, se llegó a aprobar un segundo escrito para insistir en su decisión y hacerse oír. Incluso el alcalde propuso públicamente ideas como llenar el pueblo de banderas de Extremadura o realizar un referéndum.

Ante la delicada situación a la que se llegó en Agallas y el enfado de los vecinos, la Diputación provincial anunció la inversión de 1,2 millones de euros para acondicionar la carretera que va desde La Encina hasta Agallas pasando por Martiago. Previamente, la institución provincial se había hecho cargo del arreglo de la vía que une El Sahugo y Robleda, siendo esta última la localidad a la que los habitantes de Agallas acuden para sus consultas médicas. De hecho, el diputado de Fomento Carlos García Sierra recibió en La Salina a los alcaldes de ambos municipios para lograr un acuerdo.

El proceso para la segregación fue perdiendo fuerza, pero a día de hoy Urbano Chamorro asegura que las acciones terminaron por dar sus frutos. Recuerda satisfecho que se mejoró la carretera y se hizo una importante obra a la entrada del pueblo, mejorando el desagüe de las aguas pluviales y haciendo una avenida a nivel.

No obstante el regidor deja claro que la relación de la localidad con La Salina, aunque es buena en la actualidad, “sigue siendo mejorable”. El primer edil señala que, aunque no han vuelto a promoverse acciones como las de entonces, los vecinos “continúan a la espera de un cambio relativo a los consultorios médicos”.