13 noviembre 2019
  • Hola

El prelado de Ciudad Rodrigo no cree que la Diócesis se suprima

El administrador apostólico asegura que “la Iglesia de Miróbriga goza de buena salud” a pesar de que lleva 19 meses sin que el Vaticano nombre un obispo

09 nov 2019 / 09:32 H.

“La Iglesia de Ciudad Rodrigo goza de buena salud, porque tenemos ocho siglos y medio de existencia, con 35.000 habitantes, 121 parroquias, una Diócesis perfectamente organizada, con una Curia, delegaciones, secretariados, organismos, siete arciprestazgos, tres monasterios, once casas religiosas y un Seminario que viene a ser como la columna vertebral de la Diócesis”, señaló el viernes el administrador apostólico de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo.

Con estas palabras, el prelado Civitatense quiso salir al paso de las informaciones y rumores surgidos en las últimas semanas sobre la posible supresión de la Diócesis y su adhesión a la de Salamanca, asegurando que “la Iglesia en Miróbriga celebra importantes acontecimientos, celebraciones como este año el 250 aniversario del Seminario al que el Ayuntamiento dedica una rotonda”. A pesar de estos datos, lo cierto es que El Vaticano ya acumula 19 meses sin realizar un nombramiento en plena ola de jubilaciones y la cercana renuncia del obispo de Salamanca en el año 2020.

En este mismo sentido, Jesús García Burillo aseguró que “la Iglesia de Ciudad Rodrigo mira hacia la sociedad y es estimada por ella porque así nos lo demuestra a través de sus instituciones”, una buena salud que se fundamenta “en la fe de cada uno y de cada comunidad, ‘Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro’, lema del Día de la Iglesia Diocesana, es nuestra respuesta a aquellos que dudan sobre sí la Diócesis va a morir, a vivir o qué va a pasar con ella, por la Iglesia de Ciudad Rodrigo tiene futuro”.

Acompañado por el ecónomo diocesano, Fernando Sánchez Tendero, el obispo mirobrigense presentó las cuentas del pasado año que arrojaron un déficit de 134.201,27 euros que fue asumido con los ahorros de la propia Diócesis y que corresponden en su mayor parte, 100.000 euros, a la ayuda prestada al Seminario para sufragar sus gastos. Entre los ingresos, los responsables señalaron que el 52%, algo más de un millón de euros, procede de la “X” de la Renta, seguido de los 426.000 euros de aportaciones de los fieles.