21 febrero 2020
  • Hola

El positivo por alcoholemia que ha desatado la polémica en Béjar

El PP ha presentado un escrito para que la alcaldesa de la ciudad aclare si un concejal del PSOE superó la tasa permitida el pasado 22 de diciembre | En caso de ser así, los populares pedirán la dimisión de ambos

Béjar /
22 ene 2020 / 17:55 H.

El Partido Popular de Béjar ha pedido a la alcaldesa de la ciudad, Elena Martín, que aclare la veracidad de unos rumores cada vez más insistentes sobre el presunto positivo en un control de alcoholemia de un concejal del equipo de Gobierno del PSOE.

Lo hizo ayer mediante la presentación de un escrito en el registro municipal con el objetivo de que la regidora dé una respuesta en los cinco días de plazo que, según explicó el portavoz del PP, Alejo Riñones, tiene para hacer. “Me están llegando muchísimas llamadas para preguntar” añadió y, de ahí, que el PP haya registrado el escrito. “Según los comentarios, el 22 de diciembre había un control de alcoholemia en la zona de los cañones de Víctor Gorzo, y al hacer la prueba a un concejal del equipo de Gobierno dio positivo. No tengo todos los datos y por eso hemos pedido información por escrito de lo que pasó el 22 de diciembre”, continuó explicando Riñones en un acto informativo convocado ayer por la tarde. Añadió que “este miércoles se cumple un mes y nadie ha dicho nada” y recordó cómo “una tasa positiva de alcohol le costó el puesto de vicepresidenta de la Junta y procuradora a mi compañera y amiga Rosa Valdeón”. “El que la hace, la paga”, incidió Riñones, que considera que la tasa positiva de un cargo público puede suponer “jugar con la seguridad de los vecinos” y hay que asumir responsabilidades. De ahí que, si se confirma que un edil del equipo de Gobierno cuya identidad no ha trascendido públicamente dio positivo en un control, el PP pedirá la dimisión de la persona afectada por el control y la de la propia alcaldesa “por taparlo durante un mes”. “Queremos información de cómo ocurrieron los hechos porque creo que se tuvo que ir a la Comisaría”, profundizó el portavoz popular, que concluyó señalando que “no queremos otros caso como el de la concejala que se tuvo que ir por obligación y no por asuntos propios”, finalizó Riñones en alusión a la concejala Jennifer del Pozo, que dimitió el pasado 7 de agosto de 2019.

“Entramos de lleno en la protección de datos”

La alcaldesa de Béjar, Elena Martín, señaló este martes tras el anuncio realizado por el PP que no había visto aún el escrito presentado y que no iba a realizar declaraciones al respecto. Sí explicó al hablar de un caso de este tipo “entramos de lleno en la protección de datos” por lo que, una vez que lea el escrito, todo apunta a que no ofrecerá datos públicos de la persona afectada por el control, en caso de que fuera así. Desde el PP, según explicó Alejo Riñones, se tiene constancia de ese control, pero en ningún momento ofreció datos concretos y personales sobre la persona que pudiera verse afectada. Los rumores en este sentido son numerosos, pero los populares prefieren ser cautos y esperan que los datos o la información necesaria la ofrezca la alcaldesa ya que ellos, según incidieron ante los medios, no disponen de toda la información y, además, en caso de que la tuvieran, hay datos que tampoco tendrían que hacer públicos conforme a esa “protección de datos” que aludía también Elena Martín.

En su intervención ante los medios, Riñones pidió información al considerar que se trata de un hecho de interés público y concluyó asegurando que “tenemos que hacer oposición porque si nos callamos, la democracia se convierte en dictadura”.

PALABRAS CLAVE