28 junio 2022
  • Hola

El oficio de guardagujas, un trabajo que ha desaparecido en ciertas localidades salmantinas

Eva Varas fue la última guardagujas de la estación de Sancti Spiritus, en la que trabajó durante cuatro años cuando era una veinteañera y seguía las vías montada en su bicicleta

24 may 2022 / 18:56 H.
Ver Comentarios

Ha pasado tanto tiempo que a Eva Varas le llegan flashazos y la invade la nostalgia cuando se le pregunta por su etapa como trabajadora en la ahora abandonada estación de tren de Sancti Spiritus. “Me vienen a la cabeza recuerdos; tendría veinte o veintiún años...”, rememora. “No lo tengo tan claro en la mente”, confiesa.

Han pasado unos cuarenta años desde que Eva Varas pidiera una excedencia y dejara su labor allí. Poco después la estación cerró, llevándose con ella un pedazo del alma de Sancti Spiritus. “Fui la última que trabajó allí”, recalca. Sus funciones eran mantener la estación limpia y presentable, además de hacer el cambio de agujas cuando se aproximaba el tren, un empleo que ha dejado de existir debido a la automatización de muchas de las tareas que los tiempos modernos han traído consigo.

“Tenía que ir por lo menos a medio kilómetro o más hasta las agujas; tenía una bicicleta para poder ir a hacer el cambio”, explica. Recuerda, también, los indicadores que rellenaba con petróleo, la limpieza nocturna y el mantenimiento de las agujas para impedir posibles descarrilamientos.

Consciente de que forma parte de una profesión ya extinta, matiza que “ya nadie hace este trabajo”. Llama la atención incluso sobre los emblemáticos banderines de los que hacía uso para recibir al tren en Sancti Spiritus, y que ahora, destaca, “están de exposición”.

Al contrario que en otras estaciones, en las que bullía el gentío, esta, retirada y pequeña, resultaba solitaria y tranquila. “La gente tenía coche, también iban en autobús, y esta estación está lejos del pueblo”, señala. “Por aquellas épocas ya había coches”, dice con sorna. En aquellos tiempos pasaba un tren por las mañanas hacia Portugal y más tarde regresaba. “Cambiaba las agujas, luego las dejaba otra vez con la vía directa, a la tarde otra vez, con los indicadores encendidos...y para casa”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png