26 junio 2019
  • Hola

El ocaso de la resina en la comarca de El Rebollar

Municipios de la comarca como El Payo han pasado de diez a tres resineros en apenas cinco años

13 jun 2019 / 18:02 H.

Con la llegada del calor la comarca de El Rebollar ha inaugurado la temporada de resina, un trabajo de campo que en los últimos años ha ido perdiendo operarios en buena medida a causa de la falta de subvenciones y el escaso rendimiento del sector. En municipios de la zona como El Payo se ha pasado de diez a tres resineros en apenas cinco años, algo que también se achaca a la temporalidad del trabajo —apenas cinco meses de producción por ocho de trabajo— y a la dificultad, que hace que los resineros se decanten por otras profesiones.

Beatriz es una de los tres resineros que se mantienen en El Payo, aunque después de cinco años pone en duda su continuidad: “Al final si echas cuentas entre el seguro de autónomos, lo que pagamos al Ayuntamiento por el alquiler de los pinos y los gastos de material, apenas ganas un jornalillo”. De hecho, confiesa que la pasada temporada sacó 7.000 euros “libres” después de cinco meses de resinar 3.000 pinos a pleno sol.

“Si esto se mecaniza podríamos llevar muchos más pinos y el sector sería rentable”, aseguran desde Navasfrías

Carlos, también de El Payo, abandonó el pasado año el trabajo porque “cada vez bajan más el precio de la resina, son muchos gastos y pocos beneficios. Deberían dar más ayudas porque nada más empezar ya tienes que estar pagando la licencia de montes”.

Sin embargo Luis, de Navasfrías, considera que “el sector está como estaba, incluso este año han mejorado los precios pero hay mucha gente que ha abandonado porque para sacar algo hay que trabajar mucho”. Para este resinero de El Rebollar las soluciones pasan por la implicación de Europa a través de ayudas y por la mecanización del trabajo: “Nosotros estamos sacando resina como se sacaba casi en el siglo pasado, si esto se mecaniza podríamos llevar muchos más pinos y es cuando el sector iba a ser verdaderamente rentable”.

PALABRAS CLAVE