21 mayo 2019
  • Hola

El muro “antivándalos” de Alba de Tormes

El Consistorio atiende la petición vecinal y duplica la altura del actual vallado para evitar accidentes con el lanzamiento de objetos desde el parking a los patios anexos

23 abr 2019 / 17:02 H.

El aparcamiento de la calle Santiago Apóstol se ha convertido en mucho más que un lugar en el que resguardar los coches. Los vecinos de las viviendas linderas con este recinto llevan meses pìdiendo al Consistorio que se amplíen las medidas de seguridad pasivas para evitar los problemas que viven con la caída y lanzamiento de objetos desde el aparcamiento hasta sus patios.

Este problema se ha generado al acudir hasta el parque infantil que hay en un lado del aparcamiento distintas pandillas de jóvenes. Según los vecinos desde que los chavales han elegido este punto como zona de reunión no sólo de vez en cuando cae algún balón, sino también latas, botellas e incluso otros objetos. “Tenemos miedo de que estas cosas le caigan encima a alguien mientras está en el patio”, señalan algunos residentes de la zona.

Las viviendas que cuentan con patios linderos con los muros del aparcamiento están, tanto en las calles Álamo Salazar como Resbalón.

Debido a la orografía del terreno, (el aparcamiento está situado en un punto mucho más alto que los patios de las viviendas) cuando desde este recinto cae un balón, una botella, una lata de refresco, o cualquier otra cosa, el impacto en la zona de los patios es muy fuerte al estar bastantes metros más abajo.

Tal como indican algunos vecinos, “por ahora no ha habido accidentes, pero no estamos tranquilos”. La caída de todo tipo de objetos no es lo único que preocupa a los vecinos, sino también los equilibrios que algunos jóvenes hacían, hasta ahora, en el borde del muro, “se pueden caer y la altura es mucha”, reseñaban las vecinas.

En estas semanas el Consistorio ha tomado la decisión de colocar una valla sobre el cerramiento de bloques de hormigón del perímetro del parque, con el objetivo de paliar, en lo posible, la caída de objetos a los patios y también de que funcione como medida disuasoria para que los jóvenes no se suban al muro a hacer peligrosos equilibrios. La nueva valla recorre dos de los cuatro muros del aparcamiento.

A la par, también se ha realizado un rejunte de los muros que presentaban algunas grietas y se han eliminado de las paredes varias pintadas que habían aparecido en el perímetro del parque infantil que hay en el aparcamiento.

PALABRAS CLAVE