01 diciembre 2020
  • Hola

El médico voluntario que evitó una tragedia mayor en Béjar “Había mucha gente muy enferma y estaba muriendo”

Trabajó en El Buen Pastor de Béjar durante dos meses

Béjar /

Ramón Sevillano Arroyo es un médico del servicio de emergencias del Sacyl en Béjar, donde lleva trabajando 14 años. Desde allí ofreció sus conocimientos de forma voluntaria para ayudar a las residencias que sufrieron los estragos del COVID-19 en la primera ola y, tras un paso por Fontiveros (Ávila), recaló en El Buen Pastor de Béjar con unos resultados positivos. Ayer, tras recibir un sentido homenaje, recordaba esos duros momentos.

–¿Cuándo llegó a realizar su labor voluntaria en la residencia de El Buen Pastor?

–Fue al principio de abril, por aquel entonces la pandemia estaba en su punto álgido. Antes de esto, me habían pedido ayuda para otra residencia en Fontiveros y cuando fui para allá me encontré que ya llegué tarde porque el virus había cogido a todos los residentes, estaban muy malitos y estuve con ellos un tiempo, lo que pude. Esa fue la razón por la que me presenté voluntario al Colegio de Médicos para poder echar una mano. Me ofrecieron la posibilidad, porque yo trabajaba aquí en Béjar, de venir a ayudar aquí y me vine.

–¿Qué se encontró al llegar a este centro?

–Lo que sucedía en aquel tiempo. El médico había enfermado, estaba ingresado, y la situación era muy delicada porque el virus había entrado, había mucha gente muy muy enferma y estaba muriendo la gente. Encontré que la situación era muy delicada y yo podía echar una mano. Yo tengo mi trabajo y mi familia, pero en aquel momento en el que estábamos confinados, la mejor manera era aprovechar el tiempo ayudando. No sé poner ladrillos, pero sí ejercer de médico y en aquel momento hacían falta médicos. Por eso me presenté.

–¿Cuáles fueron los peores momentos?

–Los peores momentos fueron al principio, las primeras tres semanas fueron cruciales, fueron tremendas. Teníamos que ponernos serios y empezar a cortar aquello para que no progresara el virus y para intentar minimizar la situación de esos pacientes y, sobre todo, para darles un soporte, aliviar el sufrimiento y controlar la situación del brote aquí. Después la situación se fue aliviando. Los pacientes que estaban críticos se fueron recuperando, alguno falleció, pero la mayor parte se recuperó y ya la mayoría de los casos que veíamos eran leves. Las últimas semanas ya no teníamos ningún caso de gente que entrara grave y fue muy tranquilo y me dediqué a atender otro tipo de patologías más relacionadas con las enfermedades de la residencia.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png