17 junio 2019
  • Hola

El mapa del patrimonio de Salamanca que lanza un SOS

17 monumentos de la provincia y la capital se encuentran en la lista roja que elabora Hispania Nostra

16 abr 2019 / 11:23 H.

El patrimonio de los municipios salmantinos sigue una deriva peligrosa con la presencia de 17 edificaciones, monumentos o yacimientos en la Lista Roja que elabora la fundación Hispania Nostra. Concretamente, la asociación alerta de que cada vez son más los ejemplos de patrimonio en mal estado en los pueblos salmantinos, algo que se debe a dos factores fundamentales. El primero es la inacción de las administraciones, que muchas veces no pueden hacer frente al alto coste que conlleva mantener o reformar estas instalaciones y el segundo es que algunos de estos monumentos se encuentran en manos de la propiedad privada, algo que dificulta notablemente la inversión.

La Lista Roja del patrimonio surgió en diciembre de 2007 y, desde entonces, ha incluido un total de 20 edificaciones, restos arqueológicos o yacimientos de la provincia de Salamanca. Sólo dos de ellos, el Real Fuerte de la Concepción de Aldea del Obispo y la iglesia de San Martín de Salamanca dejaron la lista tras su rehabilitación.

La última inclusión data de hace un mes con el antiguo “Hospital de Pobres y Peregrinos” de Guadramiro. A poco menos de seis kilómetros de la cabecera de comarca, Vitigudino, el municipio fue siempre lugar de paso, de ahí que a finales del siglo XV y primeros del siglo XVI sobre el lecho de roca granítica se levantara este histórico inmueble hoy en día reducido prácticamente a ruinas.

Además del Real Fuerte, la lista salmantina nació junto con el convento de la Casa Baja del Maíllo, el fortín romano de La Calzada de Béjar y el monasterio de Nuestra Señora de Gracia de San Martín del Castañar. Poco a poco se fueron sumando casos, como el palacio de Don Juan de Toledo en Mancera de Abajo o el castillo de Cerralbo.

LAS CLAVES DE LA LISTA

¿Por qué entra en la Lista Roja un bien?

Un monumento entra en la lista roja cuando están amenazados por un riesgo grave de destrucción, desaparición o pérdida irreversible de sus valores patrimoniales, explica Hispania Nostra.

¿Qué criterios se tienen en cuenta?

Esa entidad tiene en cuenta aspectos como el valor patrimonial, la relevancia social, el nivel de protección legal, las amenazas, la situación de abandono o negligencia, las circunstancias que han propiciado el deterioro, la vulnerabilidad y la existencia o no de un plan de intervención inmediato o futuro.

¿Cuándo se sale de la lista?

Hispania Nostra contempla dos situaciones para que un monumento salga de la lista roja. La primera es cuando desaparecido o se haya reducido el riesgo y, por tanto, el bien se incorpora a la lista verde. Por el contrario, si se produce la destrucción total, será incorporado en la lista negra.