06 agosto 2020
  • Hola

El lince volverá a Salamanca

Fundación “Naturaleza y Hombre” impulsa la creación de un hábitat para estos animales en la reserva “Campanario de Azaba” en Espeja y dispone para el proyecto de 100.000 euros | Los visitarán escolares y turistas

Espeja /
14 jul 2020 / 21:40 H.

La Fundación “Naturaleza y Hombre” trabaja actualmente en un ambicioso programa para reintroducir al lince en la reserva natural “Campanarios de Azaba”, en Espeja. Con un recinto de 3.000 metros cuadrados como hábitat permanente de la pareja de animales, turistas y escolares de los colegios de la zona podrán acudir para observar e instruirse en materia de educación ambiental.

El presupuesto, que por el momento estará costeado íntegramente por la fundación impulsora, consta de unos 100.000 euros. “A través de una visita guiada con Iberlince hemos asegurado que el recinto cumpla con todo lo necesario para los animales”, explica el presidente de “Naturaleza y Hombre”, Carlos Sánchez.

El recinto tiene 3.000 metros cuadrados y cubre todas las necesidades de los animales

La reserva, que cuenta con 600 hectáreas de terreno, incluirá un punto de muestra y exhibición. Aunque los trámites apenas han comenzado y no hay fechas estimadas para la ejecución del proyecto, la fundación lleva dos años detrás del plan de recuperación del lince ibérico en esta zona de la provincia salmantina.

Desde hace años su actuación en la reserva se ha centrado en la repoblación de conejos, necesarios para la vida del lince, y en total han dejado huella en 13.000 hectáreas de terreno entre fincas públicas y privadas, con el objeto de recuperar la vida silvestre y contribuir a su sana conservación. A través de una amplia red de observatorios, la Reserva Biológica “Campanarios de Azaba” constituye un importante espacio de eco-turismo en el que se dan cita especies como el buitre negro, la cigüeña negra o el águila real.

PALABRAS CLAVE