19 junio 2019
  • Hola

El legado de Unamuno que llegó hasta Puerto de Béjar desde París

Su hijo remitió un par de postales a Concepción Lizárraga mientras residía en la localidad salmantina

08 jun 2019 / 18:48 H.

Mucho se ha estudiado e investigado sobre la figura de Miguel de Unamuno pero aún hoy en día, en pleno siglo XXI, siguen descubriéndose novedades sobre su figura y la de su familia.

Una prueba de ello la tiene Antolín Sánchez Gil en Puerto de Béjar, que investiga la relación, ya confirmada, del escritor con esta localidad del sur de la provincia. No es la única de la zona por la que pasó Unamuno ya que no muy lejos de allí está Candelario, donde la figura de Unamuno está más que presente.

En el caso de Puerto, dos postales remitidas desde París por Pablo de Unamuno, hijo de Miguel, a su madre, Concepción Lizárraga, en 1924, avalan la presencia de la familia en la localidad aunque esa fecha coincide con los cuatro meses de destierro en Fuerteventura a los que fue condenado. Según explica Sánchez Gil, “lo que me impulsó a introducirme en esta apasionante tarea es el hecho real y comprobado de que las familias Encinas Reyes, Unamuno Lizárraga y García Rivero vivieron algún tiempo al abrigo de Puerto de Béjar”. Añade que la presencia de Unamuno “está prácticamente evidenciada, pero es necesario manejar datos con base sólida ceñidos al rigor. En esta tarea de búsqueda continua estoy sumamente agradecido a la Asociación de Amigos de Unamuno de Salamanca quien en la persona de su presidente, don Francisco Blanco, me ha servido de aldabón definitivo para que mis ganas no decaigan y lleguemos a los objetivos propuestos”.

Lo hace público ahora para comenzar a concienciar a los vecinos y autoridades de la importancia histórica de esta presencia en Puerto y, de ahí, que explique cómo “quisiera contagiar en principio a todo el pueblo y, también, al Ayuntamiento, al Centro de Iniciativas Turísticas Las Lindes y demás asociaciones la emoción que sentí cuando tuve por primera vez en mis manos las dos tarjetas postales”.

Todo un descubrimiento que permitirá reforzar lazos de unión entre la localidad de Puerto de Béjar y la Universidad, que ha cumplido ya ocho siglos de historia.