14 octubre 2019
  • Hola

El innovador método para ahuyentar a los estorninos que se estrena en Béjar

Es la primera vez que se aplica en la provincia. Tramita ya los permisos para volar esos dispositivos. Busca reducir la plaga y poner fin al problema de salubridad del recinto

Béjar /
10 oct 2019 / 20:20 H.

El Ayuntamiento de Béjar tiene ya previsto un plan para acabar con la plaga de estorninos existente en Béjar y alejarlos del casco urbano para evitar la suciedad y el mal olor existente en el recinto desde hace varios meses.

El equipo de Gobierno ha contactado con una asociación especializada que utilizará drones por primera vez en la provincia de Salamanca. La medida busca reconducir las bandadas de pájaros y evitar que duerman en el parque municipal y en otras zonas próximas a ese recinto público. La idea es volar esos dispositivos para alejar los estorninos del casco urbano y que pasen la noche en parajes cercanos como pudiera ser El Castañar o Llano Alto para evitar así la presencia de excrementos en el parque. Además, también se reduciría la presencia del piojillo que el Ayuntamiento explica procede de los plataneros existentes en el parque aunque veterinarios consultados por este periódico afirman que es un parásito propio de los pájaros.

Sea como fuera, el Consistorio trabaja ya en la obtención de los permisos necesarios para volar los drones ya que la normativa no permite utilizar esos dispositivos en zonas urbanas. Además, define en estos días las normas de seguridad para que ese sistema no produzca daños ni en los ciudadanos ni en edificios cercanos.

Una vez obtenidas las autorizaciones, a lo largo de esta semana o la próxima, se probará ese sistema que trata de poner fin a esa situación, que se ha convertido en un problema de salubridad en la zona del parque.

La alcaldesa de Béjar, Elena Martín, ha reconocido que no es una tarea fácil acabar con los pájaros porque hay asociaciones naturalistas en contra y porque, además, acuden a dormir a la ciudad ya que encuentran calor y no tiene depredadores. Además, considera que uno de los motivos por los que no emigran son las altas temperaturas y reconoce que están provocando daños en cultivos de la zona del Valle de Sangusín y el norte de Extremadura.

PALABRAS CLAVE