29 noviembre 2021
  • Hola

El crudo testimonio de un enterrador salmantino: “Hubo entierros a los que solo fuimos el de la funeraria y yo”

Alberto Mandado afirma que, pese al dolor, “ahora es más llevadero”

19 mar 2021 / 10:03 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

También los enterradores están viviendo un momento complicado debido al elevado número de fallecidos por la pandemia del coronavirus y por la frialdad con la que se han producido algunos entierros en el último año.

Alberto Mandado, enterrador en Puerto de Béjar, es un fiel testigo del dolor que han sufrido las familias por no poder acompañar a sus seres queridos. Aunque “la situación ha mejorado” por la relajación de las restricciones de aforo y las medidas de seguridad en los entierros asegura que siguen acudiendo los familiares más cercanos “excepto en casos de gente joven o muy conocida”, afirma.

Recuerda el caso de un vecino de Fuentes de Béjar en cuyo entierro tan sólo estuvieron él como enterrador y el responsable de la funeraria. “No pudo acudir la familia por encontrarse fuera de la localidad y el único familiar presente en el pueblo no pudo salir de casa por el riesgo a contagiarse”, cuenta. Fue uno de los momentos más duros que recuerda en una profesión en la que el dolor siempre está presente. “Ahora es más llevadero porque la familia puede estar presente y nosotros nos quedamos al margen”, al contrario de lo que pasaba hace aproximadamente un año.

También ha ido descendido poco a poco el nivel de fallecidos en la comarca de Béjar para volver, poco a poco, a los datos anteriores a la pandemia que ha dejado momentos de soledad, de dolor y de despedida sin que los familiares pudieran compartirlos por culpa del coronavirus.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png