27 septiembre 2020
  • Hola

El coronavirus no puede con esta popular tradición salmantina

Barruecopardo celebró, con todas las medidas de seguridad y sin desplazarse hasta la ermita, el tradicional “Baile de la Bandera”

15 sep 2020 / 09:38 H.

La pandemia del coronavirus habrá trastocado y modificado e incluso suspendido muchas de las actividades festivas de los pueblos de Salamanca pero la devoción y el empeño de vecinos y autoridades civiles y religiosas hacen que la COVID-19 no pueda con las tradiciones más asentadas.

Este es el caso de la festividad del Santísimo Cristo de las Mercedes que el lunes celebró aunque con algunas importantes modificaciones la localidad arribeña de Barruecopardo.

Una celebración en la que se optó por suprimir el desplazamiento en solemne procesión hasta la ermita del Cristo, con el objetivo de evitar en lo posible las aglomeraciones y cumplir con el distanciamiento social, para lo que la imagen del Santo Patrón solo fue trasladada desde el interior de la iglesia parroquial hasta la Plaza Mayor.

Sin embargo, gracias al cumplimiento de las medidas sanitarias de seguridad frente a la COVID-19, como la utilización de gel hidroalcohólico tanto en el mástil de la bandera como en las manos de los danzarines, sí que se desarrolló el tradicional “Baile de la Bandera”.

“Aunque no se hayan podido celebrar las fiestas, la tradición hay que continuarla porque en Barruecopardo lo importante es el día del Cristo, es cuando empieza el calendario del año y estamos contentos porque se haya podido celebrar”, aseguró la joven Estela Gorjón, una de las danzarinas que participaron en la ofrenda.

Unos actos solemnes que estuvieron presididos por los mayordomos Ismael Martín Bueno y Ruth Alcalá Bueno, así como por la Corporación municipal que encabeza el alcalde, Jesús María Ortiz.

Con el debido distanciamiento social y el uso obligatorio de la mascarilla, los vecinos de Barruecopardo, participaron a continuación en el tradicional ofertorio, aunque como explicó el párroco Jean Claude Bizimungu, se realizó sin tocar la imagen del Cristo, solo con una reverencia.

Tres jornadas de “no fiestas”

Con los actos del lunes, día grande en Barruecopardo, finalizaron las tres jornadas de “no fiestas” organizadas por el Ayuntamiento con el objetivo de mantener la tradición “al mismo tiempo que se evitan las aglomeraciones con la supresión obligada por la pandemia de los actos más populares como los encierros, encuentros de peñas y verbenas”, destacó el alcalde, Jesús María Ortíz.

Las actividades culturales organizadas en honor al Santísimo Cristo de las Mercedes continuaron en la tarde y noche del lunes con la actuación del grupo folclórico “Surco” y el recital del acordeonista Raúl de Dios, ambas desarrolladas en la Plaza Mayor con todas las medidas de seguridad.