14 agosto 2020
  • Hola

El coronavirus no frena diez proyectos de residencias y centros de día en Salamanca

Municipios como Villasrubias, El Payo y Zorita arrancan las primeras fases de ejecución | Aldehuela de Yeltes y Trabanca esperan la reactivación de los trámites ahora paralizados

14 jul 2020 / 21:44 H.

A pesar de las complicaciones que ha traído consigo la crisis sanitaria del COVID-19, una decena de pueblos continúan sus proyectos de construcción de residencias para mayores y centros de día. Villasrubias, El Payo y Zorita ya están inmersos en las primeras fases de ejecución, mientras que otros ayuntamientos, como el de Aldehuela de Yeltes y Trabanca, a pesar de seguir adelante, permanecen a la espera de otros trámites que entorpecen su misión.

El Ayuntamiento de Villasrubias, encabezado por José Moreno, podrá llevar a cabo su residencia en un plazo de dos años y medio gracias a la concesión de Fondos Europeos. “Mañana empezamos la ejecución de una de las fases a concurso”. La ubicación de las antiguas escuelas, que consta ya de un pequeño edificio, tendrá un anexo y dispondrá de un pabellón y dos habitaciones, mientras que otra de las partes estará destinada al comedor y más dormitorios. El centro tendrá capacidad para 16 residentes y unos 8 empleados, aunque el alcalde advierte que dada la situación actual podrían requerir personal sanitario como nueva medida para cualquier residencia de este tipo.

Loas alcaldes son conscientes de la incertidumbre que se ha generado en los centros tras la crisis sanitaria

“No sabemos cómo cambiará todo esto con la que está cayendo”, señala por su parte el alcalde de Aldehuela de Yeltes, que ha visto paralizado su proyecto totalmente. “Estamos esperando la reactivación administrativa”. Además, el Ayuntamiento de la villa confía en la concesión de las ayudas solicitadas a Adecocir, un empujón con el que también esperan contar en El Payo, donde han finalizado ya la segunda fase. Al mismo tiempo, Zorita de la Frontera está ampliando su residencia municipal para atender a la demanda.

Trabanca, por otro lado, ansía que llegue la orden de desahucio de un vecino que habita de forma irregular una de las plantas del edificio que será un centro de día para mayores, lo que impide que las obras se inicien de inmediato.

Una respuesta a la despoblación

Muchos ayuntamientos apuestan por la mejora o creación de nuevas residencias para mayores que permitan a los habitantes de la localidad quedarse en sus hogares de siempre, fijando la población. Además confían en que la creación de empleos en los centros impacte directamente en la actividad de los pequeños municipios, llegando incluso a atraer nuevos vecinos.

Plazos de ejecución indeterminados

Desde que en marzo la crisis sanitaria paralizó toda actividad no básica, las residencias y centros de día cuya agilización depende de trámites administrativos o judiciales que se han visto paralizados podrían sufrir un retraso en los plazos, ya que aseguran que esperan cambios en el proyecto debido a la situación actual, y que tanto la acumulación de labores burocráticas como la llegada del verano no resultan muy alentadores para sus objetivos más inmediatos.