25 mayo 2020
  • Hola

El bingo que une vecinos en Ciudad Rodrigo

Cerca de 40 personas salen cada día a los balcones de García Carraffa impulsando la convivencia a pesar del aislamiento

29 mar 2020 / 12:54 H.

Como cada tarde, al caer el sol, a las ocho en punto, se abren ventanas y balcones en las calles de todos los pueblos de Salamanca para mostrar su apoyo a aquellos que están en primera línea luchando contra el coronavirus, pero en la calle Hermanos García Carraffa de Ciudad Rodrigo han dado un paso más promoviendo con música y bingo la unión vecinal.

“Pensamos que sería una buena iniciativa para ayudar a pasar estos largos días de aislamiento, metidos en casa, solo con los más próximos y sin más relaciones sociales que las virtuales”, destacó Paola Martín, que además de vecina de Hermanos García Carraffa, es concejal delegada de Juventud del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

Con la idea ya en la cabeza, los vecinos se fueron poniendo de acuerdo y dándose el teléfono móvil unos a otros “hasta conseguir formar un grupo de WhatsApp con más de cuarenta vecinos, que utilizamos para darnos avisos y organizar el bingo que jugamos cada tarde”, señaló Paola Martín.

Por si alguna otra zona de la ciudad o de fuera quisiera utilizar este método de acercamiento vecinal, Paola Martín explica que cada día y a través de la red social “se mandan tres cartones con dos líneas de cinco números y cada vecino se fabrica el suyo, de esta forma cada persona juega con tres cartones de 10 números para cantar bingo”.

Esta joven vecina comparte los momentos de aislamiento con su madre Begoña Muñoz que al igual que el resto de los vecinos sale “cada día un minuto antes de las siete suena el himno nacional que nos avisa de que va a empezar el bingo y pasamos lista, lo que nos está ayudando a que poco a poco nos conozcamos todos los vecinos”.

Una sesión de bingo que suele durar cerca de 45 minutos, “con lo que nos da tiempo a poner unas canciones e incluso a animarnos echar unos bailes hasta que llegan las ocho de la tarde, momento en el que nos unimos a los aplausos que por toda la ciudad se escuchan para agradecer la labor de todas aquellas personas que de una manera u otra colaboran para hacer frente al coronavirus”, afirmó Paola Martín.

Una idea acogida con ganas por este grupo de vecinos “porque nos está sirviendo para romper con la rutina del día pero también para la socialización con los que tenemos más cerca, además de ser algo ameno y positivo para finalizar el día”.