19 julio 2019
  • Hola

Descubre la Fuente del Oro, el tesoro escondido desde hace siglos en la provincia

Mancera de Abajo es el primer pueblo de la provincia de Salamanca que recibe al peregrino en la ruta “De la Cuna al Sepulcro”

21 abr 2019 / 19:56 H.

La primavera en todo su esplendor acompaña al caminante desde el convento de Duruelo, en tierras de la vecina Ávila, camino de la provincia salmantina donde la recibe Mancera de Abajo. La ruta “De la Cuna al Sepulcro”, entre Ávila y Alba de Tormes”, descubre al visitante los lugares más importantes que acompañaron a los dos grandes santos del misticismo como fueron Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.

Mancera de Abajo quiere aprovechar esta nueva oportunidad de turismo de naturaleza y peregrinación para dar a conocer su rico pasado y que los que llegan hasta la localidad puedan ver una bonita panorámica desde la nueva zona creada en torno a la Fuente del Oro, precisamente junto al camino de Duruelo.

Casi por casualidad salió, de nuevo a la luz, una fuente de piedra de los siglos XV-XVI que había quedado enterrada entre dicho camino y la carretera a Mancera de Arriba y que, tras años de esfuerzo por parte del Ayuntamiento que preside Juan Carlos Zaballos, fue objeto de una excavación arqueológica para recuperarla y convertirla en el elemento central de un espacio con agua y sosiego para el peregrino y para todo aquel que se acerque allí.

La calidad de sus aguas, sobre todo para cocer legumbres, dio su nombre a la Fuente del Oro que los actuales manceranos pueden contemplar desde el 2017 y que se construyó en un lugar de paso para monjes y peregrinos que viajaban entre los conventos de la zona. Muchos se preguntan incluso si la propia Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz pararon en ella en alguna ocasión para refrescarse y descansar.

La fuente se construyó entre finales del siglo XV y principios del XVI integrada en la ladera, aprovechando la existencia de un manantial y se hizo con una cubierta de sillares en bóveda de cañón apuntada. El agua quedaba acumulada en el depósito bajo la bóveda, que estaba casi totalmente cubierta por el terreno en su parte posterior, motivo por el que el acabado de los sillares está mucho más descuidado que en la interior, tal y como explican los responsables del Ayuntamiento.

Descubre la Fuente del Oro, el tesoro escondido desde hace siglos en la provincia

Un diseño moderno que poco a poco se irá cubriendo con plantas entre los adoquines formando un pequeño muro que protege la fuente se completa en la parte superior con la señalización del lugar, otra fuente de granito y un banco desde el que contemplar todo el casco urbano de Mancera, la carretera que va a la vecina Mancera de Arriba y al fondo, la imponente sierra de Gredos. Desde este atalaya el visitante sitúa a la perfección la iglesia parroquial del pueblo y a su izquierda el antiguo Palacio de los Toledo, hoy en la Lista Roja del Patrimonio Español por su abandono, y el convento de las Carmelitas refundado por Santa Maravillas de Jesús. En esta misma zona del palacio y el convento, el Ayuntamiento ha puesto también en valor el antiguo molino de piedra creando otro área de esparcimiento público y colocando una ruta señalizada para conocer la importancia histórica del municipio.

CÓMO LLEGAR

Desde Peñaranda de Bracamonte hay que tomar la carretera AV-P-630 por las calles Nuestra Señora y Chamberí a través del casco urbano, pasar el puente elevado sobre la vía del tren y continuar por ella durante unos ocho kilómetros. Justo al llegar al pueblo hay que tomar el desvío hacia Mancera de Arriba y llegar al cruce del camino a Duruelo.