28 noviembre 2021
  • Hola

Cuando ETA marcó a Bañobárez

La Fundación ‘Miguel Ángel Blanco’ rinde homenaje con el documental ‘Bajada de Bandera’ a Sixto Holgado, uno de los 13 taxistas asesinados por la banda terrorista

13 nov 2020 / 22:27 H.
Ver Comentarios

La necesidad de buscar un futuro mejor llevó a muchos salmantinos a finales de los años 60 a fijar su lugar de residencia en el País Vasco, una “tierra de oportunidades” que sin embargo para Sixto Holgado Agudo supuso su condena a muerte por el capricho de la banda terrorista ETA que puso fin a su vida en un vil asesinato la noche del 26 de septiembre de 1979.

Natural de Bañobárez, Sixto Holgado emigró al País Vasco estableciéndose en un primer momento en San Sebastián, localidad de la que fue Policía Municipal entre los 26 y los 30 años, dándose de baja voluntaria y trabajando a continuación durante cinco años como repartidor de bebidas hasta que pudo comprar una licencia de taxi en Rentería.

Fue precisamente ejerciendo su profesión de taxista donde Sixto Holgado encontró la muerte, ya que la última vez que se le vio con vida fue la noche de aquel 26 de septiembre de hace 41 años, cuando se encontraba en la parada de taxis de la calle Betari de Rentería. Después nada se supo de él hasta que su cuerpo, con un tiro en la nuca, fue encontrado por los empleados de la recogida de basuras del vertedero de Beraum, en Rentería, mientras descargaban un camión.

Según las investigaciones policiales, se cree que los terroristas subieron al taxi y obligaron al taxista a conducir hasta el vertedero de basuras, donde fue obligado a agacharse o tumbarse en el suelo y asesinado de un disparo. El vehículo de Sixto Agudo apareció al día siguiente en las proximidades del caserío de Larramendi, muy cerca del domicilio familiar.

Ese mismo día, el 27 de septiembre, los 31 taxistas de Rentería realizaron un parón en su actividad como protesta por el cruel asesinato. No sería hasta el día 8 de octubre cuando ETA reivindicó el atentado en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

Aquellos acontecimientos conmocionaron a toda España y también a la pequeña localidad de Bañobárez, lugar en el que a día de hoy residen algunos familiares de Sixto Agudo que prefieren no hablar del tema para no remover antiguas heridas. En el momento de su muerte a manos de los pistoleros de ETA, Sixto Agudo tenía 46 años y hacía tan solo seis meses que se había casado con la que era su segunda esposa. De su anterior matrimonio, el taxista natural de Bañobárez dejó huérfanos a ocho hijos de edades comprendidas entre los 5 y los 20 años.

Ahora, 41 años más tarde, la Fundación “Miguel Ángel Blanco” ha producido el documental “Bajada de Bandera” en homenaje a los 14 taxistas que la banda terrorista ETA mató entre 1969 y 1985, al cumplirse el medio siglo del primer asesinato, el de Fermín Monasterio, primera víctima civil de ETA y “el primer crimen impune”. La obra documental es “un homenaje a tantas víctimas inocentes olvidadas, a familias que tuvieron que salir adelante en entornos hostiles y que demostraron un coraje y una serenidad elogiables”, señalan desde la Fundación.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png