Borrar
Exterior del monasterio de Porta Coeli, en El Cabaco, durante un día de celebración religiosa.
El convento salmantino que está a un paso de ser declarado BIC

El convento salmantino que está a un paso de ser declarado BIC

Data del siglo XV y el interés histórico y arquitectónico justifican este codiciado título

CASAMAR - S. DORADO

El Cabaco

Miércoles, 29 de noviembre 2023, 17:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, ha acordado conceder la apertura de un periodo de información pública de un mes de duración en relación a la declaración de BIC del monasterio de El Zarzoso, enclavado en el término municipal de El Cabaco, tras su publicación ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Ubicado en la vertiente sur de una de las estribaciones montañosas del norte de la Sierra de Francia, este templo se comenzó a levantar en 1.444, y fue fundado por el mariscal Gómez de Benavides. La declaración como BIC, desde su incoación en 1.995, busca proteger su rico valor patrimonial e histórico, el cual también destacan las religiosas que lo habitan, pertenecientes a la Tercera Orden de Porta Coeli.

El Zarzoso recibe cada vez con mayor regularidad visitas turísticas, debido a su imponente presencia en un paisaje montañoso. La Ruta de los Conventos está presente, de hecho, en un panel de las inmediaciones, y propone un itinerario por El Maíllo, San Martín del Castañar, El Cabaco y La Alberca. El recorrido viene acompañado de un mapa, distancia y, por supuesto, datos acerca del monasterio.

Actualmente son nueve las religiosas que lo habitan y que, además de dedicarse a sus vocaciones, ejercen a menudo como guías para quienes se acercan a conocer el monasterio. Magdalena Hernández, abadesa, recalca que transmiten, sobre todo, la historia del mismo. «Durante generaciones estuvo apoyado este monasterio; puedo decir que es un privilegio, después de que las hermanas durante siglos han vivido la fe. Es un monasterio único en la Orden, por sus características», subraya la religiosa.

Familias nobles como la de los Maldonado son parte del pasado del monasterio. «La historia trasciende estos muros a toda España y fuera, porque tenemos aquí enterrada a la hija de don Antonio de Nebrija», revela. Esta es parte de la historia que difunden a quienes acuden al Zarzoso. De ese eco está impregnado, asegura, este monasterio. «Tiene esa magia para enamorar a cualquier persona que llegue», puntualiza.

El edificio forma un rectángulo irregular con centro en el claustro, a partir del cual convergen el resto de las dependencias. Un muro delimita la huerta y se extiende con un acentuado desnivel hacia el norte. La iglesia es un edificio gótico de una sola nave cubierta con bóvedas de terceletes, separado del presbiterio —realizado con la emblemática piedra de Villamayor— por un arco ojival de moldura ondulada. «Hay que preservar la historia, conservar la cultura... Su valor nos motiva a mantener monumentos como este», señala la madre abadesa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios