30 octubre 2020
  • Hola

Congelación de tasas y aumento de las bonificaciones fiscales: la respuesta de los ayuntamientos salmantinos a la pandemia

La mayoría de los consistorios han decidido no incrementar los impuestos y precios públicos ante la inestabilidad económica | Muchas ordenanzas llevan años sin actualizarse

La situación de inestabilidad económica provocada por la pandemia ha obligado a los ayuntamientos de la provincia a poner sobre la mesa la posibilidad de modificar las ordenanzas para aliviar la presión fiscal que pesa sobre los vecinos. Aunque la situación tampoco es boyante para las arcas municipales, la tendencia generalizada es la de congelar las tasas e impuestos y renunciar en el próximo ejercicio a la recaudación y en otros casos incluso se contemplan importantes bonificaciones para sortear la crisis sanitaria como en Terradillos, Aba de Tormes y Castellanos de Moriscos.

Esto se suma a que muchos municipios llevaban ya años con las ordenanzas congeladas a la espera de que la situación fuera más propicia para proceder a su actualización, algo que se ha visto truncado por la crisis sanitaria que también ha vuelto del revés la economía doméstica sobre la que los consistorios no quieren hacer más presión.

Villares de la Reina, Cabrerizos y Santa Marta llevan más de un lustro sin incrementar la carga fiscal a los vecinos

En Villares de la Reina han decidido congelar las tasas tras once años sin modificarlas al igual que en Villamayor, donde ya se hicieron los cambios principales en las ordenanzas el año pasado. En Carbajosa tampoco se incrementará ningún impuesto, tasa ni precio público y ya están trabajando en alguna novedad más para bonificar a los contribuyentes al igual que en Cabrerizos donde, aunque todavía no han decidido lo que van a hacer, descartan totalmente subir los impuestos sumando ya una década sin actualizarlas.

Tampoco se contemplan subidas en Aldeatejada aunque todavía tienen que sentarse a preparar los presupuestos y decidir qué hacer, como en el caso de Santa Marta que en principio no tiene la intención de incrementar tasas siguiendo la tónica de los últimos cinco años.

Doñinos y Monterrubio están inmersos en el proceso de revisión de las ordenanzas, aunque la tendencia en estos últimos meses ha sido también dar un respiro económico a los vecinos.

Castellanos de Moriscos, Alba y Terradillos ya han fijado las reducciones del próximo año

Aunque en Terradillos el tema de las ordenanzas está muy restringido por la situación económica del municipio, la Corporación mantiene su compromiso de mantener congelados los impuestos por el Plan de Ajuste. Aun así han modificado la ordenanza de las terrazas ya que en el 2021 no se les cobrará por este concepto a los establecimientos. También se contempla transformar en universal la ayuda al transporte ampliándola a los estudiantes que acuden a Salamanca, 120 euros que pretenden llegar a todos aquellos alumnos de Terradillos que los soliciten.

En Castellanos de Moriscos bonificarán a cada familia con una reducción de 74 euros en los recibos de agua y basuras que supondrá para el Ayuntamiento un coste de 112.000 euros. Además se ha aprobado una reducción del IBI del 25% para colectivos desfavorecidos.

En el caso de Alba de Tormes el Consistorio de la villa ya ha desglosado las bonificaciones y rebajas que aplicará en el próximo ejercicio. Así, se contempla aplicar una reducción del 95% en el IBI a familias numerosas y una rebaja del 50% en el Impuesto de Actividades Económicas a las nuevas empresas. También tienen prevista una bajada del 75% para los vehículos de tracción mecánica, una reducción del 90% en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras para favorecer la accesibilidad de las personas con discapacidad y del 95% en el caso de obras de interés cultural, artístico, social o histórico.

Supresión generalizada de la tasa de ocupación de la vía pública para los hosteleros

Lo que comenzó como una medida temporal para paliar los efectos del Estado de Alarma en el sector hostelero se ha convertido en la única alternativa para salvar a uno de los grupos de profesionales más perjudicados por la pandemia. La tasa de ocupación de la vía pública que se quedó en suspenso durante los meses de confinamiento, tuvo que prolongarse de forma generalizada durante toda la desescalada en los municipios de Salamanca y a día de hoy, la supresión de la tasa sigue vigente.

Los ayuntamientos quisieron complementar esta medida con la ampliación de las terrazas de los establecimientos hosteleros, lo que en muchos casos supuso cortes de tráfico, un mal menor con el fin de contarrestar las grandes pérdidas económicas que ha sufrido la hostelería a lo largo de este año.

Para fomentar la recuperación de uno de los motores económicos de la provincia de Salamanca, todas las Corporaciones municipales han optado por suprimir también para el próximo ejercicio la tasa de ocupación de la vía pública. Este importante cambio en la ordenanza viene acompañado de los paquetes de ayudas aprobados en la mayoría de los municipios para ayudar tanto a comerciantes como a hosteleros. En este último caso además, y pensando en la supervivencia de las terrazas en invierno, los ayuntamientos ofrecen su ayuda a los establecimientos, como en el caso de Carbajosa donde se instalarán carpas para protegerlos del frío.

Un IBI rebajado en el pasado ejercicio

Ya el año pasado en muchos municipios de Salamanca se aplicó una rebaja del tipo impositivo en uno de los principales impuestos locales, el IBI. Así, en Cabrerizos, se pasó del 0,60 al 0,56 y en Ciudad Rodrigo del 0,58 al 0,57 en ambos casos para paliar la repercusión económica de la actualización de los valores catastrales.

Bonificaciones en los casos vulnerables

También en el pasado ejercicio fue una norma generalizada la de intentar ayudar a los colectivos más vulnerables, aplicando para estos casos bonificaciones y exenciones en los impuestos. En Santa Marta quedaron exentos de la tasa de puesta en marcha de establecimientos, los jóvenes, personas con discapacidad, desempleados de larga duración y entidades jurídicas. En Ciudad Rodrigo se aplicó una rebaja el IBI del 50% para empresas que se instalasen en la ciudad y en San Cristóbal de la Cuesta modificaron la ordenanza de las piscinas para que las familias monoparentales se beneficiasen de precios más asequibles.

Premio por proteger el medio ambiente

Una de las medidas más habituales del año pasado fue premiar a los conductores en su protección del medio ambiente con bonificaciones en la compra de vehículos eléctricos como en el caso de Villares de la Reina que aplicó un 50 % en la adquisición de estos coches.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png