16 octubre 2019
  • Hola

Condenado por pegar borracho al alcalde de Aldeadávila y decirle: “Te tengo que matar, maricón de mierda”

El agresor estaba esperando al político en su despacho con los pies encima de la mesa

19 sep 2019 / 12:42 H.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a un vecino de Aldeadávila de la Ribera a un año de prisión y dos multas por propinar dos puñetazos y amenazar borracho al alcalde de la localidad, Santiago Hernández, en septiembre de 2017 contrariado porque no atendía sus reiteradas peticiones, según una sentencia hecha pública este jueves.

Los hechos ocurrieron sobre las 14:40 horas del 21 de septiembre de 2017 cuando el vecino, mayor de edad y sin antecedentes penales, accedió al despacho del alcalde y le esperó sentado en una silla y con los pies encima de la mesa.

Cuando Santiago Hernández llegó a su despacho y advirtió la actitud provocadora del vecino le invitó a que abandonara la estancia, momento en el que el condenado le dijo: “No tienes huevos, no sirves para nada, eres un cobarde...”. El alcalde optó por salir del despacho siendo seguido por el acusado por las dependencias municipales al tiempo que le profería insultos y continuas amenazas tales como “eres un mierda, ya te pillaré en la calle, esto no se va a quedar así...”.

A pesar de los requerimientos para que cesara en su actitud, el acusado sorprendió a los empleados municipales y se acercó al alcalde y le propinó dos puñetazos en la cara, por lo que fue reducido. Cuando llegó la Guardia Civil, el vecino siguió amenazando al alcalde diciéndole: “Te tengo que matar, maricón de mierda, no tengo pistola pero tengo un kilo de goma dos para matarte, ya te pillaré tú y yo a solas...”, al tiempo que le hacía el gesto de cortarle el cuello.

La sentencia considera probado que cuando ocurrieron los hechos, el condenado tenía sus capacidades disminuidas, un hecho motivado por haber consumido alcohol, por lo que tras ser detenido fue ingresado en la planta de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario.

La Audiencia Provincial ha dictado una sentencia de conformidad condenándolo a un año de presión como autor responsable de un delito de atentado a la autoridad y otro leve de lesiones, con la atenuante de embriaguez. Asimismo, le condena a una multa de seis meses con una cuota diaria de cuatro meses y otra de un mes, así como al pago de las costas procesales causadas, y también a indemnizar al alcalde con 170 euros y al Sacyl con 73.