24 junio 2022
  • Hola

Concurrido y muy animado regreso de la matanza nocturna de Guijuelo

La villa nombró matancero de honor al teniente de alcalde de Sanlúcar de Barrameda y a seis personas vinculadas a la gastronomía

12 feb 2022 / 21:56 H.
Ver Comentarios

Guijuelo ha recuperado este sábado la celebración de la matanza nocturna con una concurrida y animada presencia de vecinos y visitantes, que ofreció un añadido más a la actividad del fin de semana en la localidad.

Las ocho de la tarde fue la hora elegida para la celebración del sacrificio, que recordaba aquellas matanzas que se hacían al alba, a partir de las 5 de la madrugada y que dejaron de celebrarse en 2005. El regreso de una matanza nocturna permitía, además, rendir homenaje a la hostelería, que ha sido un sector muy perjudicado por las restricciones sanitarias de la pandemia y la de este sábado era una forma de manifestarles su apoyo. De hecho, la gran mayoría de los homenajeados como matanceros han sido personas vinculadas al mundo de la gastronomía.

Jesús Merino; el alcalde, Roberto Martín; y la concejala de Turismo, Sandra Méndez abrieron de nuevo la matanza y fueron llamando a los homenajeados y, también, a Ciudadano García y Sergio Fernández Herrera, que ejercieron de Maestro de ceremonias y director de matanza. Javier Gómez Torrúa, teniente de alcalde de Sanlúcar de Barrameda fue investido matancero por esos vínculos que han comenzado en los últimos tiempos gracias al hermanamiento entre ambas localidades. Presente ya por la mañana en Guijuelo, invitó a las autoridades de la localidad a visitar su municipio, que este año ostenta el título de capital española de la gastronomía.

Junto a Gómez Turrúa recibieron la blusa, la boina, la medalla y un obsequio del Ayuntamiento, además de un jamón, la cocinera Rocío Parra y el sumiller Alberto Rodríguez, de Salamanca; el comunicador y consultor gastronómico David Monaguillo; el cocinero y presentador Koldo Royo; el presidente de la Unión de Asociaciones de Sumilleres de España, Pablo Martín, y el chef Luis Alberto Lera.

La jornada transcurrió con la normalidad de otras matanzas y la presencia de las degustaciones de perrunillas y aguardiente ofrecidas por las águedas, al son del tamboril y mientras los matarifes Luis Elices y Ángel Venancio llevaban a cabo las labores de sacrificio, chamuscado con helechos y despiece. Eso sí, el sacrificio tuvo lugar bajo la carpa lo que impidió que el público presente pudiera ver el momento exacto en el que se sacrifica el cerdo ya que la normativa lo impide.

No faltaron las posteriores degustaciones de las tradicionales chichas de matanzas repartidas desde otra carpa por las águedas de la villa. Al igual que en la jornada anterior, la degustación tenía un precio simbólico y solidario de un euro con destino a una entidad benéfica. Los asistentes, depositaban el dinero en un gran cerdo hucha de barro que no se abrirá hasta el final de la matanza.

El buen resultado de la jornada augura su institucionalización en el calendario de sucesivas ediciones, aunque, como señalan el alcalde, Roberto Martín, y la concejala de Turismo, Sandra Méndez, el objetivo es superarse en la matanza año tras año.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png