Borrar
Procesión en Bocacara.
Cabezas en un cementerio: la tenebrosa leyenda que da nombre a este pueblo de Salamanca

Cabezas en un cementerio: la tenebrosa leyenda que da nombre a este pueblo de Salamanca

Desde expresiones populares en torno a la Cañada Real, hasta misteriosos relieves en forma de cabezas humanas, varias son las conjeturas acerca del topónimo de esta pequeña localidad salmantina

La Gaceta

Lunes, 17 de junio 2024, 12:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La voz del pueblo despide un fulgor especial cuando se le pregunta por el origen del nombre de su villa, en este caso, de Bocacara, una pedanía de Ciudad Rodrigo. Su peculiar topónimo no deja indiferente a nadie, y tras escudriñar tan curioso nombre aparecen dos historias, dependiendo sobre todo de a quién se pregunte.

Para alcalde y vecinos, Bocacara encuentra su origen en unas cabezas en relieve que sobresalen en el muro exterior y posterior de lo que otrora fue un cementerio, y actualmente, y desde hace siglos, es la iglesia parroquial.

Esta pareja de cabezas, erosionadas con el paso de los años, descansan ahora tímidamente, una de ellas ya rota, y tan solo en la otra es ya posible vislumbrar algo. Los habitantes reconocen e intuyen una boca y algún otro rasgo humano, por lo que deducen que es así como surgió el nombre.

No es esa la teoría del estudioso mirobrigense Carlos García Medina, quien, tras consultar la historia en detalle, señala que este nombre proviene de un dicho popular. Antaño la Cañada Real pasaba por la pequeña villa, y la vegetación era tan espesa y densa que apenas se podía ver a quienes la cruzaban. Es por ello que se solía decir «por la cañada real primero de boca y luego de cara», lo que viene a decir que primero se oía al transeúnte, y después se le veía el rostro.

Tanto el alcalde, Gregorio Rodríguez, como el experto, coinciden en parte del pasado de Bocacara, y señalan a San Miguel como inequívoco topónimo anterior al actual. También el experto confirma que la iglesia era hace tiempo un cementerio, claro que, recalca, «casi todas las iglesias lo han sido».

Newsletter

Esta iglesia, el edificio más antiguo que se conserva, data del siglo XV o XVI, aunque el alcalde recuerda que hubo importantes reformas que datan del año 1.700, por lo que la iglesia ha aglutinado diferentes estilos, aunando algunos del siglo XVIII, lo que hace imposible catalogar su arquitectura, compuesta de una espadaña y dos campanas.

Bocacara también alberga curiosidades territoriales. Dada su proximidad a Sancti Spiritus, pudo haber sido parte de este municipio, ya que su colaboración con el pueblo ha sido constante. Finalmente, terminó siendo la pedanía de Ciudad Rodrigo que es a día de hoy.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios