09 julio 2020
  • Hola

Ya hay fecha para las primeras comuniones post Covid en la provincia

La iglesia de San Juan de Béjar será el primer templo en acogerlas el 25 de julio | La Diócesis de Salamanca esperará a septiembre | Algunas podrían aplazarlas hasta 2021

Béjar /
08 jun 2020 / 20:20 H.

La ciudad de Béjar será la primera en abrir el ciclo de comuniones y confirmaciones aplazadas desde el pasado mes de mayo por la pandemia del coronavirus y las restricciones sanitarias enmarcadas en el estado de alarma.

Será de cara a finales del próximo mes de julio cuando la iglesia de San Juan de Béjar acoja las primeras comuniones en una decisión adoptada por la parroquia para celebrar las 29 comuniones suspendidas por las restricciones sanitarias. Las fechas elegidas para la celebración son el 25 de julio para el primer turno, el 1 de agosto para el segundo y, finalmente, el 12 de septiembre para cerrar el ciclo de comuniones en ese templo.

En el resto de parroquias de Béjar, los párrocos dejarán en manos de los padres la decisión de celebrar o no las comuniones. En el caso concreto de las iglesias de El Salvador y Santa María, tan sólo seis pequeños están inscritos para tomar la comunión y los padres podrán decidir si optan por celebrarla este año en el domingo que ellos elijan o posponerlo hasta 2021. La misma situación vive la parroquia de San Miguel, que acogerá el día 26 de este mes una reunión con los padres para concretar las fechas, es decir, al igual que sucede en las otras iglesias, celebrarlas este año o el próximo.

Esta es la situación que vive la Diócesis de Plasencia en la ciudad de Béjar aunque no es el caso del Obispado de Salamanca, que decidió aplazar ese tipo de celebraciones al menos hasta los meses de septiembre y octubre como medida de prevención aunque no descarta aplazarlas también hasta el año que viene si “las orientaciones de las autoridades sanitarias no hicieran posible las celebraciones de los referidos sacramentos” en esos dos meses pero comunicaría la decisión con “la mayor antelación posible” para que sacerdotes y familias puedan organizarse para el próximo año.

Finalmente, la Diócesis de Ciudad Rodrigo vive una situación simular con contactos entre párrocos y padres para estudiar las distintas opciones aunque gran parte elige posponerlas hasta 2021 para poder facilitar la presencia de familiares en la celebración ya que, debido a la pandemia, la asistencia de acompañantes quedaría reducida a lo que determinen las recomendaciones sanitarias.

PALABRAS CLAVE