30 mayo 2020
  • Hola

Beberse una cerveza en un banco durante el estado de alarma le saldrá caro a un vecino de Carbajosa

La Policía Local refuerza el control de las salidas ‘irresponsables’ para pasear por la calle

30 mar 2020 / 21:03 H.

Cuando se cumplen ya 15 días del confinamiento decretado por el Gobierno para combatir los crecientes contagios del coronavirus, todavía hay ciudadanos que incumplen las normas del estado de alarma saliendo a la calle y otros tantos que, cansados de los eternos días de aislamiento, desafían también a las Fuerzas de Seguridad del Estado que han tenido que ponerse más firmes multando a los infractores con sanciones que se han multiplicado en los últimos días.

Aunque algunas localidades ya tuvieron que hacer uso de estas medidas coercitivas desde el primer momento, otras han aguantado sin sanciones en la primera quincena del aislamiento, pero parece que el peso de la obligada cuarentena empieza a notarse.

Es el caso de la Policía Local de Carbajosa, cuyas llamadas de atención a diario parecen no ser suficientes para disuadir a algunos los vecinos y ya se han tenido que poner cinco denuncias en casos tan reprobables como dos parejas que paseaban tranquilamente por la localidad y un vecino que disfrutaba al aire libre de una cerveza en un banco del municipio.

Por su parte, Santa Marta de Tormes fue el primer municipio del alfoz en el que se registraron las penalizaciones económicas, que en los cinco primeros días del estado de alarma fueron once por el incumplimiento.

A día de hoy, los santamartinos ya han duplicado esta cifra con un total de 21 multas impuestas por la policía a vecinos que continúan saliendo a la calle sin motivo justificado ni ninguna de las situaciones permitidas contempladas en el Real Decreto. Los agentes levantan las actas de los infractores y las envía a la Subdelegación de Gobierno que —en última instancia y en función de los hechos— será quien determine la cuantía de las sanciones, que van de 300 a 1.000 euros y en situaciones de mayor gravedad pueden alcanzar hasta los 30.000 euros.