13 noviembre 2019
  • Hola

Ayuda extra a los drones ‘antiestorninos’ de Béjar

El Ayuntamiento sumará al plan para ahuyentar a estas aves iluminación por la noche para engañarles y pirotecnia para asustarles

Béjar /
08 nov 2019 / 17:47 H.

Los estorninos siguen poblando el parque municipal de Béjar a pesar de plan puesto en marcha por el Ayuntamiento para desplazarles a otras zonas no habitadas de la ciudad.

Fue a finales de octubre cuando el Consistorio probó con drones para intentar ahuyentarles y evitar que coparan los árboles para dormir. Aunque la medida sí logró espantar a una pequeña parte de la población de estorninos, el Consistorio ha visto que no es suficiente y trabaja ya en otras medidas.

De hecho, el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Castellano, explica que, en aquella primera jornada, “los pájaros se dirigieron hacia el barrio de La Glorieta pero, al día siguiente, regresaron al parque municipal” y asegura que los drones “hicieron su trabajo al igual que la pirotecnia”. De hecho, se utilizaron hasta siete tipos de elementos pirotécnicos para saber cuál de ellos era el más adecuado para la plaga de estorninos, entre ellos petardos, pero comprobó que no surtían el efecto esperado.

El Consistorio esperará a diciembre a que caiga toda la hoja para aplicar estas nuevas medidas y solventar el problema

De cara a próximos intentos, el Consistorio utilizará una especie de tubos de colores con pirotecnia para asustarlos y evitar que regresen al parque municipal. A mayores, también incrementará notablemente la iluminación del parque por la noche para que los pájaros crean que es de día y así tratar de que busquen acomodo en otras zonas cercanas a Béjar.

Todas estas medidas no se aplicarán en el parque municipal hasta, en principio, el mes de diciembre cuando, según los expertos consultados por el Ayuntamiento, caerán las hojas de los árboles y se sentirán más desprotegidos. Este es el consejo que el Consistorio ha recibido por parte de un ornitólogo que presenció la batida preparada con drones. El experto explicó que los pájaros precisan vibraciones para asustarse y, por tanto, los petardos no han resultado todo lo eficaces que se esperaban en un principio.

En cuanto a los drones, el Ayuntamiento seguirá utilizándolos para molestarles y que dejen de habitar los árboles del parque municipal.

PALABRAS CLAVE