03 agosto 2020
  • Hola

Así es la nueva ayuda a domicilio en la provincia para prevenir contagios

Los usuarios a los que se les retira el servicio presencial tendrán un control telefónico

24 mar 2020 / 11:06 H.

La Diputación de Salamanca está reorganizando el servicio de ayuda a domicilio en la provincia con el fin de prevenir nuevos contagios del coronavirus entre los usuarios y también entre el colectivo de auxiliares que les atiende en sus hogares.

La Salina ha optado en este caso por mantener solamente la ayuda a domicilio a las personas con alta vulnerabilidad, que no tengan ningún tipo de apoyo familiar y sin ningún tipo de cuidador y ha establecido un dispositivo alternativo para que el resto de usuarios reciban llamadas telefónicas de sus auxiliares para controlar y supervisar su situación diariamente.

Los trabajadores sociales de los Centros de Acción Social (CEAS) que existen en cada zona y las propias auxiliares han realizado una valoración individualizada de cada caso y las decisiones se han tomado en base a ello estableciendo criterios y objetivos para la reorganización.

Desde la Diputación inciden en que la atención telefónica, dentro del dispositivo alternativo que se ha establecido, permitirá el control y supervisión de la situación de cada usuario así como su evolución y si surge cualquier tipo de incidencia poder prestarle atención.

Las personas mayores son el mayor grupo de riesgo en la pandemia del Coronavirus y se trata, también en este caso, de garantizar al máximo su protección durante las semanas de confinamiento en sus casas por el estado de Alarma. Asimismo, y en vista de que a día de hoy no se sabe a ciencia cierta cuánto puede alargarse la situación actual, desde La Salina se quiere contar también con una reserva de trabajadores que salvaguarde la prestación del servicio de ayuda a domicilio a largo plazo.

La Diputación recalca, además, que frente a otras comunidades autónomas que ya han suspendido radicalmente dicho servicio, en la provincia de Salamanca se quiere mantener para atender los casos de mayor vulnerabilidad y cubrir el resto con la atención telefónica.

Las propias auxiliares han empezado a informar a los usuarios sobre la nueva situación que afectará al servicio como consecuencia del COVID-19.

Se mantiene el aseo personal o la elaboración de comidas

Fuentes del colectivo de auxiliares de ayuda a domicilio confirmaron, también, los nuevos cambios que se están produciendo en su trabajo con la reorganización puesta en marcha por la Diputación y explicaron que se ha suspendido la atención presencial principalmente en los casos en los que sólo eran tareas domésticas pero que se mantiene en otros usuarios que, por ejemplo, requieren aseo personal diario o elaboración de comidas.