Borrar

Martes, 5 de diciembre 2023, 21:38

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cordovilla estrenó este martes su árbol elaborado por las mujeres del pueblo en ganchillo. Una vez colocado en el centro de la plaza, los asistentes procedieron a la degustación de un sabroso chocolate con bizcochos en el local social.

La Navidad está empezando a visualizarse en cada rincón de la provincia. Hasta en los pueblos más pequeños quieren tener sus belenes, árboles y otros ornamentos. Ayer le llegó el turno a Cordovilla, un pequeño municipio de la provincia que ronda los cien habitantes empadronados, pero donde los valores lo hacen grande. La unidad de sus vecinos llevó a las mujeres de la localidad hace unas semanas a ponerse manos a la obra para confeccionar un adorno especial para el pueblo. El reto era grande, necesitaban 400 cuadrados elaborados en ganchillo para hacer su árbol en el centro de la plaza principal. Ayer llegó el gran momento. Pusieron el árbol y tan sólo hicieron falta cerca de 150 de aquellos cuadrados, el resto los usarán para elaborar otros ornamentos. Lo más importante es que el pueblo ha estado unido por un mismo objetivo y al final lo cumplieron.

La tarde de ayer fue de trabajo, ilusión, disfrute y orgullo. Quedaron pronto para poner el belén de la iglesia parroquial. Continuaron con otros ornamentos en el local social del Ayuntamiento y remataron el árbol. Cientos de colores hacen de hojas de un adorno que sirvió para unir durante muchas jornadas a las mujeres en una misma misión. La ilusión por disfrutar de estos detalles estuvo presente en una tarde fría, en la que los abrigos, guantes y gorros fueron imprescindibles para disfrutar de este nuevo adorno. Después se repartió un delicioso chocolate con bizcochos que ayudó a entrar en calor a los voluntarios y curiosos. La degustación de esta bebida de los dioses aztecas sirvió para el encuentro de los vecinos. Entre ellos también se encontraba el párroco, Manolo Muiños, al que tienen como un vecino más y tanto quieren en esta localidad. Tampoco se perdió esta cita la alcaldesa, Manoli Noreña, que estaba en cada detalle y llevando las riendas de la coordinación con el fin de que todo quedara según lo previsto.

Una vez degustado el chocolate y compartido un tiempo de tertulia y encuentro, los asistentes esperaron hasta la noche para disfrutar de la imagen nocturna del árbol iluminado.

Ahora resta esperar los días especiales de Navidad en que muchos hogares de la localidad se volverán a llenar con la llegada de muchos hijos del pueblo que volverán para compartir estos días especiales con sus familiares.

En Cordovilla siguen fieles a las celebraciones religiosas de estos días, por este motivo han colocado el portal de Belén en un lugar central del templo parroquial.

El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla
El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

El árbol de la unidad ya luce en la plaza de Cordovilla