03 agosto 2020
  • Hola

Aparecen 215 facturas “fantasma” en el ayuntamiento de este pueblo de Salamanca

Suman casi 21.000 euros en materiales que nunca se han recibido

13 dic 2019 / 11:35 H.

Una investigación interna encargada por el nuevo alcalde de Palaciosrubios, Félix Cáceres (Cs), ha dado como resultado la aparición de 215 facturas, correspondientes a la anterior legislatura de gobierno del PSOE con apoyo de Cs, de suministros que no constan que estén a disposición municipal o en el almacén, ni que se hayan empleado en obras o reparaciones municipales.

Dichas facturas de los últimos cuatro años que la Alcaldía ha ordenado recopilar suman un total de 20.944 euros por materiales que no constan ni recibidos ni utilizados, todo ello corroborado por un informe realizado por el alguacil. Maquinaria, herramientas, productos de ferretería, pintura, utillaje o materiales de construcción figuran en el listado junto a otros que “en ningún caso tienen relación con actuaciones municipales y que no están en el almacén” como pueden ser compresores, un bebedero para animales o un pastor eléctrico, tal y como se recoge en la resolución del regidor.

El propio alcalde de Palaciosrubios explica, además, en su decreto que “no se discute ni el procedimiento administrativo seguido para contratar los suministros municipales ni el obligado pago de las facturas a las empresas proveedoras, extremos ambos que se presumen correctos y válidos”.

Sin embargo, el máximo responsable de la actual Corporación reconoce: “La cuestión es que se ha descubierto que alguien ha hecho pedidos de materiales que presuntamente han sido distraídos y presuntamente utilizados para su beneficio propio pero con cargo a las arcas municipales”. La gravedad de los hechos le ha llevado a ponerlos en conocimiento de la Fiscalía, remitiendo una copia de la resolución firmada el pasado 14 de noviembre, y adjuntado el informe escrito por el alguacil.

En dicho informe se detallan las 215 facturas del conjunto total de las analizadas correspondientes a la pasada legislatura y el desglose de los importes de cada año. Del 2015 se han detectado 191,6 euros de material ni recibido ni utilizado, cantidad que en 2016 subió hasta los 3.183 euros y siguió aumentando en 2017 con 6.831 euros. En el año 2018 el importe dudoso es de 6.229,84 euros y en el año 2019 (de enero a julio), es de 4.507 euros.

Precisamente, ha sido el anuncio de derivar el caso a la Fiscalía lo que ha hecho que salte a la luz pública después de casi cinco meses de indagaciones y de que fuera “un secreto a voces” entre los vecinos de esta localidad de la comarca de Peñaranda con 354 habitantes. A pie de calle hay opiniones para todos los gustos aunque la mayoritaria es la de pedir que se esclarezca el asunto y se sepa dónde están esos materiales.